Ruff-Stuff

Austin Tv y su ultima noche del mundo.

Una vez más como es costumbre, llegue barriéndome al recinto, después de una hora y media de tráfico, al fin estaba en el Plaza, minutos antes de que comenzara el show, el lugar estaba a la mitad de su capacidad, algunos daban la espalda al escenario y se ocupaban platicando irrelevancias, en un viernes cualquiera.

Mascaras y orejitas de conejo se asomaban entre la multitud, personas de todas las edades, mostraban impaciencia por el comienzo del show. El inmueble contaba con asistentes que bien pasaban los 25 años, así como la otra generación de seguidores que andaban entre los 17 y los 20, todos esperamos toda la semana para poder estar ahí. Una noche de viernes donde cientos de personas se reunieron para volver a sentir esa sensación, que nos produce “La última noche del mundo”.

La apertura del show estuvo a cargo de “Havalina”, un set de aproximadamente 30 minutos, fueron los encargados de calentar motores. Agrupación que cumplió con las expectativas de una banda telonera, ya que todos pareciamos satisfechos con su presentación, pero como era de esperarse, todo el recinto se sentía impaciente por la actuación estelar.

Como ya todos sabíamos la noche comenzaba con “Roy Rogers”, la pista temblaba al ritmo del slam de los más reventados, algunos otros preferían proteger a su pareja, o simplemente mirar lo que estaba pasando. Que sensación escuchar aquel primer track que desprende el sampleo de Volver al futuro 2.

Canción tras canción iba identificando como cada uno de nosotros, percibía las canciones de manera distinta, había quienes de forma bastante intima solo se ocupaban de cerrar los ojos, y dejarse llevar. Otros hasta la lagrimita soltaban, y esos abrazos en momentos claves, no se hicieron esperar; sabrá cada uno no nosotros como nos hizo sentir.

Fotor112622251

 

Fue bastante agradable presenciar como los asistentes a pesar de no conocerse, brincados abrazados al ritmo de “Marduk”, las barreras de comunicación jamas existieron, tan simple como un grupo de chavos compartiendo el sentimiento que produce escuchar aquella canción. Eso y mas representa la esencia Austin Tv. El clásico “Somos Libres” de Fando, nunca tuvo tanta fuerza.

Épica velada, que por alrededor de 2 horas, fue dominada por la sensación de volver a sentir vibras que comenzaron a cultivarse hace ya algunos años. Todos tendremos nuestros motivos particulares para recordar la noche del viernes. Ya sea disfrazados de conejos, con hojas de árboles, o armaduras, esta agrupación a lo largo de poco más de 10 años, supieron llegarle a una generación de chavitos que buscaban algo mas allá de una banda que siguiera los estereotipos convencionales de  aquellos tiempos, donde todos querían ser como León Larregui y su banda.

 

Previous post

El mal karma de Ases Falsos

Next post

La ruptura del Sandwich

Gerardo Gayo

Gerardo Gayo