What´s Up

Azul ruidoso

Viernes 7 de junio, 4;25 pm. Rumbo a Guadalajara, dos horas de un viaje de casi 7 horas por tierra desde la ciudad de México. Llamada entrante: numero desconocido. Loud Blue nos habla en medio de la carretera para confirmar nuestra acreditación, la forma de entrar sera muy sencilla: presentando un qr code que ya ha sido enviado a nuestro correo.

La llegada a Guadalajara es a las 8:30 pm, un taxi rumbo al centro y después del disminuido furor por el partido de Panama-México, otro taxi ahora en dirección a Avenida Chapultepec, “algo así como la zona rosa” dicen los taxistas que saben que uno es defeño con el puro acento, a la casi medianoche termino por vender unos boletos que por azares de la vida me terminaron sobrando para el festival que se llevaría a cabo en el Club Castores. 2:00 am regreso al hotel y dormir para poder afrontar el Loud Blue.

A las 11:00 am me cito con Arturo, el ganador de unos boletos para el festival, el me ayuda y me ofrece que si no tengo regreso ya en la madrugada le hable para que me acerque lo mas posible al centro o por lo menos a La Minerva. Sin la mas minima idea de como llegar me quedo de ver con Alejandro (@nomehagascaso) colaborador y amigo de Teoría Pop primero en el mercado de San Juan de Dios “para comprar dulces” luego en Plaza Galerias, después de dar dos vueltas al centro porque se nos olvidaban los boletos o el bloqueador llego con Alejandro quien me instruye en el complicado accionar de usar el transporte público de la ciudad entre tanto 626 y 629.

Ya son casi las 2:00 pm y nosotros seguimos en el trafico, no es que nos apurara llegar al principio del festival pero si sabemos que no queremos perdernos a Astro aunque ya lo hayamos visto, ademas de que la consigna de la acreditación era llegar antes de las 5:00 pm y que grosería sería perder ese beneficio sin contar que los boletos que teníamos para nosotros ya los habíamos vendido. Guadalajara no tiene prisa, tan así que nuestro camión rumbo al sur de la ciudad choca en una esquina y el chófer solo limita su gesto a un silencio sereno no sin antes decirnos que ya mejor nos bajemos a esperar al otro, mi primer choque en el transporte público, no fue tan dramático como esperaba tal vez no todos son Frida Kahlo, por vigésima vez en mi viaje vuelvo a tomar un taxi. Ya después de llegar con Jair por fin tomamos rumbo en su carro al festival, la suerte nos acompaña y uno de los muchos camiones que proporciono Loud Blue se nos cruza en la carretera, ya no tenemos que estar atados al gps, el camión del festival no tarda en darse cuenta que no somos los únicos en seguirlo ciegamente así que inicia una carrera loca, cambiando de carril y metiéndose a diestra y siniestra entre los carros, es muy tarde, el camino nos termina por indicar como llegar a la fiesta que había preparado Ballantine´s Mexico.

Llegando en comitiva dejamos el carro en ese improvisado estacionamiento y camerino de edecanes que es el terreno de terraceria junto al Club Castores, son casi las 3:15, no sabemos como pero llegamos al final de Simpson AHuevo quien para mi sorpresa no solo cuenta con seguidores, si no que provoca buenas reacciones en el público. Mis primeras sorpresas del festival no paran, el terreno es bastante agradable, no haré comparaciones sosas con festivales californianos pero de entrada es muy común ver gente caminando descalza en el pasto por todo el festival, así que nos unimos a la moda de los pies sin zapatos para ver a Astro no tanto en un afán de imitar el vídeo de “Ciervos” mas bien en una forma de refrescarnos del fuerte calor. Los chilenos tocan ante un público no muy grande y que la mayor parte se busca resguardar en la sombra del fuerte calor que daba a esa hora. Contrario a lo que pensé el que cada proyecto cuente con una hora como mínimo les da la oportunidad de explayarse y relajarse, así le sucede a Astro quienes abren con temas no muy fuertes de su repertorio pero ideales para calentar motores llegando con “Maestro Distorsión” y “Ciervos” a conectar de fuerte forma con su público quienes disfrutamos cuando los 4 se unen a un solo ritmo en las percusiones o cuando el vocalista Andrés Nusser con los nike sportswear brinca con dirección al publico, al final Astro recibió un despido cálido y yo puedo decir que esta es la vez que mejor los he escuchado en vivo.

astro

Finalizando Astro me fui en búsqueda de unos dogos y un jugo de piña ya que desde que llegue a Guadalajara mi hambre andaba suelta por lo que corrí al stand de comida para cambiar mi dinero por kidsos o mejor dicho dinero propio del festival, así como en kermesse, el agua y todas las bebidas eran un tomada de pelo, 30 pesos por un vaso de agua era un descaro, el precio del boleto para que Loud Blue me regresara a Guadalajara era el mismo, no me importo al final iba bien cargado por haber vendido algunos boletos, en todo el día solo tome agua, jugo de piña y obviamente cocteles enigmáticos con Ballantine´s, la comida andaba en una situación similar pero nada de que alarmarse al final había un paquete rendidor de un hotdog o dogo mas guay con papas en 50 pesos, unos tacos mosqueados de arrachera y pato entre 20 y 30 pesos, lo mas chistoso de todo eran “las hamburguesas gourmet” en 100 pesos ya que ni eran gourmet, ni su valor era de 100 pesos. Mientras comía en la también muy cómoda zona de alimentación del festival, quien tomaba el escenario era Bufi, no falto el comentario baboso de “me siento como en Rhodesia”, me sentí mal por no haber aprovechado pasar a la barda para tomar fotos del show del Dj capitalino aunque la “food zone” estaba adecuada con una bocina que te permitía escuchar de buena manera lo que sucedía mas adelante e igual la vista era buena, acabando mi dogo corrí a sacar fotos de Bufi, regrese a mi lugar y aproveche para ver como el famoso globo aerostático no levanto nunca, nadie le dio relevancia, todos estaban en las otras actividades del festival o presenciando la cumplidora presentación de Bufi.

Bufi

Entre las actividades del festival pasé a jugar el dodgeball mas rápido de mi vida, me gane un montón de chucherias que le regrese a la edecan ya que Daniel Maloso empezaba su set, este era uno de los shows que mas ganas le tenía, sabía un poco de lo que esperaba y así fue, una hora de body music con todo el sello de Cómeme, los que esperábamos a Maloso terminamos contentos, los que no sabían bien quien era si por momentos decían ya estar mareados o aburridos cuando alargaba mucho algún track, uno no le agarra a la primera el gusto al body music de Daniel Maloso.

8:00 pm el sol no se había metido, no podía creer ya llevar cerca de 5 horas en el festival sin sentir el mas mínimo estrago, a las 8:05 me fui a formar para ser de los primeros en lograr sacar una buena fotografía de Sébastien Tellier, el show del francés auto proclamado Dios era lo que mas esperaba del festival, la razón principal del viaje, no sabía que tanto beneficiara al show que aún fuera de día, ni siquiera sabía si esperar o no un gran show por el lado de las luces y los visuales, el show se mantuvo sencillo solo con cambios de luces y que estas muchas veces apuntaban a Sébastien Tellier en una idea de darle un sentido divino al gran frontman que es el francés, quien se deja fotografiar, saluda al público y recibe de buena manera todos los regalos que le lanzan. Un show envolvente en su faceta mas sencilla que lo mas destacado son los últimos 20 minutos donde Tellier deja a un lado la guitarra o la pose de Dios para interpretar bajo el sonido de las teclas y la noche que entra.

sebastien

 

Loud Blue guardo uno de sus muchos detalles para el show de Tellier quien en una aplaudida lógica los organizadores lograron sacar buena partida del concepto que es The Blue Tour conforme a la identidad del principal patrocinador, el detalle del que hablo fue ese momento donde a la señal de Sébastien Tellier y “en nombre del amor” se lanzo un par de centenar de globos blancos quienes iban iluminados por dentro del color predominante ese sábado, el azul. El cierre del show fue con “Sexual Sportswear”, “La Ritournelle” y “L’Amour Et La Violence”, en ese momento supe que el viaje había valido la pena, los mejores momentos del festival en lo personal y el cierre me dejo con un sentimiento encontrado ya que no se sabrá cuando tiempo habra que esperar para ver a Sébastien Tellier sin la necesidad de un pasaporte y de poder volar.

 

sebastienred

Ya para Porter tenía planeado por fin compra una famosa crepa, alimento muy popular no solo en el festival si no en toda Guadalajara, mis expectativas venían muy cortas con Porter, jamas los había visto en vivo pero no me había caído bien la noticia de que saldría un doppelganger de Juan Son ya que el quien sabe si andaba en misa o deambulando en NY, el punto es que no era nada en contra de David Velasco o la banda, simplemente yo pensaba en sacar fotos de las primeras dos canciones y escucharlos desde lejos. Abrirían con “Vaquero Galáctico” en ese momento recordé la secundaria, el msn, mi amigo cristiano/no cristiano que llora cada que la escucha, después vino otra canción que también me sabia, luego otra y otra. Porter junto una gran cantidad de personas que pareciera solo fueron por ellos y que no les importo mucho que no haya ido Juan Son ya que David Velasco lo sustituyo de gran forma. En “Cuervos” me di cuenta para mi sorpresa que me gusta Porter, una banda que siempre escuche en fiestas o en el carro de mis amigos pero que hasta el sábado acepte de manera abierta que me gusta por lo que en su presentación no me moví de lugar y disfrute cada canción, hasta la nueva de “Kiosko” la de “me dijistes”, canción que no se porque me se la letra pero eso ya no importaba, disfrute Porter, sus visuales bien chairos y lo emo que puede ser cantar “Espiral” de principio a fin, es Porter con su buena sincronía la banda que mas me sorprendió en Loud Blue. No me maten a palos.

11:10 pm. Es la hora del acto estelar, del culpable del traslado masivo de muchos a Guadalajara, era el turno de Major Lazer. La última vez que vino el Major Lazer yo vi una pequeña parte por no perderme a Franz Ferdinand en el #CC13. Lo del sabado fue una cosa de locos, la zona de fotógrafos era un caos ya que literalmente el escenario explota cada que Major Lazer se sube al escenario, el baile y los brincos hacen complicado seguir el show con la cámara, la gente se amontona, lanza agua y todo se mueve pero para hablar mas a fondo de la experiencia que es ver a Major Lazer dejo la explicación a @nomehagascaso:

El nigga cyborg y su sonora láser hizo mover el gran y enorme culo de la cuidad de Guadalajara en el Azul Ruidoso el pasado 8 de junio. Después de haber esperado por más de 40 minutos por supuestos problemas técnicos Diplo y su banda de renegados hizo su aparición, lanzando cornetas, cohetes de papeles y hasta ellos mismos.
 Una fiesta de modernitas era aquello, claro con mejor música y sonido, con el culipandeo a todo acompañado por el ya famoso moombahton, tribal y hasta Elvis Crespo, que en lo personal estoy un poco harto de estas fiestas típicas de la ciudad donde no salen de lo arrabal y decadente, pero bueno no culpo al gringo-güero, le dicen “México” y luego luego se pone el sarape y el sombrero.
Amenizando la presentación con sus bailarinas que se retorcían cual “teiboleras”, el negro que quien sabe que madres cantaba y el hermoso e inconfundible olor a hierba todos brincábamos cual imbéciles y hacíamos todo lo que nos ordenaban (recordando a los Soca Boys con su ‘Follow the Leader’) hicieron de este evento uno de los mejores a los que he asistido (en lo que va del año),  sudado, aplastado y con moretones pero feliz por haber vivido la experiencia Jah No Partial!

 

 majorlazergirls

Major Lazer termina por dejar agotado a cualquiera, así cansado y con sed fui por mas líquidos y por fin a comer en ese puesto de crepas que siempre tenia fila, entre lo que cambiaba el dinero, visitaba el baño, encontraba a mis amigos perdidos en la oscuridad, entre todo eso iniciaba el set de Los Wookies o The Wookies, un proyecto que ha estado en todos los festivales del ultimo año y ha dado presentaciones en casi todos los bares y foros mayores de la Condesa, nunca he sido fan pero los he visto cerca de 4 veces, esta vez la cosa iba por el mismo lado, un set tal vez no es idéntico pero con muy pocos cambios a sus anteriores presentaciones, unas mascaras horribles de las que no puedo entender el cambio, mas que como una forma de no tener problemas legales y de imagen con la compañía dueña del concepto original de ser un wookiee, si me equivoco díganme el porque de esas mascaras, entre tanto me doy cuenta que ya perdi a Alejandro y que no tengo pila en el celular por lo que me informo acerca de los shuttles o vans que el festival puso al servicio de nuestro regreso, compro una pulsera con la promesa de que aquí nadie se queda a esperar que amanezca.

Diplo toma el escenario nuevamente pero ya sin el concepto del Major Lazer aunque lo acompañan sus bailarinas y Walshy Fire, la gente baila pero ya no tanto, el festival vive sus últimos momentos, tal vez fue la suerte pero es mi primer festival donde solo encontré un ebrio con ganas de llamar la atención, ningún loco que saca su prepotencia al estar en masa, el festival fue amable con nosotros todo el tiempo y nosotros lo fuimos. Fui un pussy, vi medio set de Diplo ya que no me aventuraba a hacer fila para un shuttle a las 3 am, la salida es bastante oscura pero el recuerdo de como entramos nos lleva por el camino sin tropezar, al final “unos enamorados” corren por la cancha de futbol que el festival cerro para que el público no pasara, el guardia los ve desde lejos sabe que solo es un juego, otro punto a favor del Loud Blue, la seguridad que se vio muy tranquila, no sabremos cual hubiera sido su accionar con un lleno total.

2:45 tomo un shuttle lleno de originarios del DF quienes van desde quedarse a dormir en su hotel hasta esperar su regreso en el aeropuerto o la central camionera, todos van hablando de los artistas o la comida, al parecer también en esa Van a todos el Loud Blue nos trato bastante bien, tan así que nos acerco lo mas posible a nuestros diferentes destinos, la ultima parada es en La Minerva cada quien toma su rumbo, yo nuevamente tomo un taxi. Casi a las 4:00 am entro a mi hotel, agradezco no haber tomado tanto alcohol ya que sigo bastante completo tanto que en vez de irme directo a mi cama me tomo el tiempo de irme a nadar un rato a la azotea del hotel en plena madrugada, me he vuelto viejo, ya no voy a festivales para “destruirme” pero eso no quita que Loud Blue es tal vez el festival mas amable y preocupado por sus asistentes al que he ido. Espero con ansias que lo hagan el próximo año y superen la calidad de la edición de este año.

Previous post

CutOut Fest 2013

Next post

PINK MAGNOLIA

Carlos Carlos

Carlos Carlos