What´s Up

AZUL Y NO TAN PROFUNDO

Tienes veinte años, eres capaz de un fraseo rápido y tienes un bonito guardaropa, sin mencionar que has jugado muy bien a ser estrella sin un disco completo aún. Ya te peleaste con Iggy Azalea, T.I. e incluso con perras como Lil Kim, para después decir que no quieres ser llamada “rapera” nunca más. Cerraste tu twitter, retrasaste tus lanzamientos y, ah sí, tienes un E.P. y un par de sencillos excelentes. Sí, te estoy hablando a ti, Azealia Banks.

Una vez que se le pasó el berrinche a una de las MC’s femeninas que más reflectores trae encima, ayer nos complació con Fantasea, un chiqueador de 19 tracks donde demuestra porque rimadores respetados como Nas insisten en que no la perdamos de vista.

Este mixtape venía con la promesa de ser menos electrónico que los tracks que ya le habíamos escuchado antes. Esa promesa se fue al caño ahora que lo oímos. Además ella reclama ser ahora una “vocalista de dance”. Así que ¿quién chingaos la entiende? Si a final de cuentas abre con “Out Of Space”, donde vocaliza sobre el track de Prodigy que a su vez sampleaba el “I Chase The Devil” de Max Romeo & The Upsetters. A partir de aquí todo es una resbaladilla hacia el jungle, el breakbeat, el dance y todos esos estilos de electrónica que fliparon en los noventas. Azaelia está haciendo la labor de mostrárselos a los más jóvenes, pa’ que aprendan algo y ella pueda cotorrear antes de llegar con Broke With Expensive Taste, su verdadero disco debut preparado para otoño.

Bueno, pueden escucharlo por acá y descargarlo vía We Transfer por aquí.

 

Previous post

EL HOMBRE CONTRA LA MAQUINA

Next post

FRANK OCEAN Y LOS CANALES

Omstart

Omstart