Visual

Caballeros modernos

A pesar de que Kingsman es una película plagada de referencias y clichés, estos están acomodados de tal forma que producen una película hilarante y muy entretenida. Llevada de la mano de la Matthew Vaughn, recordado por Kick-Ass, X-Men First Class y Stardust; tenemos en esta ocasión una producción plagada de grandes actores británicos: Colin Firth, Michael Cain, Mark Strong, Jack Davenport, todos en variados acentos del Reino Unido.

Bajo una premisa de película espías renovada por la juventud, en una organización de caballeros modernos, sin ningún lazo político y con recursos suficientes, no es una película que niegue los parecidos con las películas de espías. De hecho hace vairias autoreferencias en los diálogos de Firth y Jackson, y la película recuerda a muchos de los 007, en especial Goldfinger. El personaje de Gazelle interpretado por la bailarina argelina Sofia Boutella, no se puede negar que parece una combinación de la guardaespaldas Gogo de Kill Bill, Ladydeathstrike de X-Men 2 y la inolvidable Cherry Darling de Planet Terror interpretada por Rose McGowan. Ni qué decir de todos los gadgets que parecen de las viejas películas de espías y que ahora la franquicia del 007 reniega de ellos.

1971548_403231696511854_66083699_n

En la primera escena pensé que el soundtrack sería otra joya pero la música se fue desdibujando, no así el humor y la acción, que mantiene un ritmo constante, entretenido pero sin profundizar. Los personajes no tienen demasiada sustancia pero su ineracción resulta en una fácil identificación por su reflejo en innumerables películas.

Hay al menos un par de escenas memorables que describirlas sería llenar de spoilers pero que resultan distintivos en la película pero que si la ven sabrán a cuáles escenas me refiero. Quiero añadir que la actuación de dos Jedis que perdieron la mano no es algo muy común en las películas actuales.

La premisa de ser unos caballeros modernos, no importando lo pretenciosa que sea, ha sido creo yo lo que más ha causado impacto entre el público. Es una de esas películas que no importa si llevamos palomitas o no. Ya necesitaba divertirme.

Previous post

La fiesta, después de que te fuiste.

Next post

Noche Quemasucabeza

BrujoPost

BrujoPost

Brujos postergado, hijo predilecto de la Ciudad de México, ahora en el exilio (São Paulo)