What´s Up

Dani Umpi: El pop natural

La entrevista a Dani Umpi fue algo que habiamos planeado ambas partes desde antes de su show en el Vive Latino pero entre la enfermedad, los labores escolares y los tiempos en internet se fue dejando para otros días hasta que hoy ve la luz la conversación que tuvimos con el talentoso artista uruguayo que deambula entra la suerte y el duro trabajo para crear el personaje que hoy conocemos en día.

TP: ¿Qué fueron primero los libros o la música?

DU: Primero fueron los libros. De niño ni se me pasaba por la cabeza ser cantante. Me imaginaba más como escritor. Después se fueron desdibujando las fantasías. Lo de cantar vino muy de golpe. Surgió en una muestra de arte como parte de una obra. Mi voz nunca fue demasiado virtuosa. Cantaba algo con mi hermano tocando la guitarra pero era una cosa familiar. Hice el click muy rápido y ya de grande. Soy consciente de que tengo una carrera muy atípica. Una mezcla de suerte y mucho trabajo en conjunto con músicos y productores.

 

TP:¿La razón de que Mormazo sea un disco tan pop y a la vez tan anti pop, que la mayoría de las canciones no sean más de 3 minutos, con baladas pero a la vez hay canciones más aventadas como la que tienes con Wendy Sulca y Fito Paez.

DU: Ese era el desafío. Mi imaginario musical y mi formación como oyente y danzarín viene del pop. Siempre fui muy fanático del synth pop, viví el house en mi adolescencia, era y soy muy salidero, muy de discoteca. Me resulta natural el pop. No me voy a hacer el rockero, el experimental o… no sé… otra cosa que no sea lo que soy. Puedo jugar pero mi cabeza tiene códigos de música pop. Cuando era chico solamente escuchaba los hits, valoraba la música según los rankings y hasta el día de hoy apenas me despierto, enciendo la compu y veo qué postea Popjustice. Trabajé un tiempito en una FM de Montevideo programando las tardes de verano y fue de las cosas que más disfruté. Me siento muy libre en la estructura pop. A otros les asfixia pero a mí me encanta. A la vez trato de encontrar una voz y un estilo, por eso me permito tantas licencias y caprichos. Mi voz no es el estándar del pop y me encanta enfatizar en el personaje freak que intento crear. La canción con Fito Páez y Wendy Sulca es de las que más me gusta. Es una triangulación entre artistas que aparentemente no tienen nada que ver, que en el imaginario de la gente están en lugares diferentes. Me gustó juntarnos a crear una canción sin ningún tipo de ironía o doble sentido. Eso lo pone la gente. Simplemente estamos los tres cantando una canción de amor. Fue un honor para mí que Wendy la cantara con tanto sentimiento y Fito pusiera los pianos y la voz.

 

TP: ¿Tu experiencia en DF? ¿Cómo  explicas que después de un rato de ya estar en la escena latinoamericana la primera visita al DF no es en una pequeña gira, sino más bien directamente invitado al festival Vive Latino? ¿No hiciste los pasos al revés?

DU: Ya había ido al DF en otras oportunidades. Fui a la ceremonia de los Premios MTV, a la feria de arte…también había estado en Guadalajara en dos oportunidades para la Feria del Libro y para conocer Guachimontones, pero no había ido a cantar con la banda.  Es muy fuerte participar en el Vive Latino en la Carpa Intolerante, que era algo que mirábamos por internet para saber en qué andaba la música. Ni que hablar de cantar y ver a la gente coreando. Cuando vimos que había un grupo importante de mexicanos cantando nuestras canciones, nos miramos de reojo y telepáticamente nos gritamos “Yupi!”. Fue un momento de mucha felicidad en nuestras vidas. Estamos muy agradecidos. Hasta hoy nos mandan mensajes en Twitter, saludos, cosas así. Son muy cariñosos. Esperamos volver pronto. No sé si hicimos al revés porque el mundo de la música está cambiando tanto y tratamos tanto de hacer nuestro propio sendero, que ya no sé con quién compararme o con qué parámetros guiarme.

 

TP:¿Tocaste “Campeonato”?

DU: No. No cantamos esa canción. No sé por qué últimamente no la estamos incluyendo en el repertorio. Somos unos tontos. Ahora que lo pienso bien, nos divertimos mucho haciéndola porque jugamos a los raperos con ella. La Marica (teclados y batería) y La Olmos (guitarras) dejan sus instrumentos y nos ponemos a cantar a los saltos. No sé por qué dejamos de hacerlo, la verdad.

 

TP: Las letras específicamente de Mormazo ¿de donde nacen? ¿De una anécdota? ¿Siguen alguna línea narrativa o de estilo?

DU: Yo las veo como cuentitos. No puedo evitarlo. Son pequeños cuentos, cosas que me cuentan mis amigas o que escucho cuando salimos a bailar.

 

TP:¿Cuál fue la idea para esos visuales que sacaste en tu show en DF tan HI5, MySpace, 2k13?

DU: Las hice junto a Emilio Bianchic, uno de mis artistas uruguayos preferidos. Confío muchísimo en él y su trabajo. Me encantan las visuales que hizo para nuestro show. Somos muy afortunados de tenerlo cera. A veces las pongo y me siento a verlas. Puedo estar horas. Son muy adictivas. Me interesa su trabajo. Ha realizado clips hermosos como el de “Why means U for me” de Juani VN, ahora está preparando un reality excelente para DIS Magazine y forma parte de un colectivo muy bueno llamado Básica TV. Es buenísimo.

 

TP: ¿Tírate Un Paso de Los Wachiturros o Inténtalo de los 3Ball Mty?

DU: ¡Qué difícil! Por cercanía geográfica eligiría a los Wachiturros pero soy un gran fan de Erick Rincón. Tal vez, al ser de Uruguay, cuando estas cosas llegan al sur caen demasiado descontextualizadas. De todos modos, es imposible no dejarse llevar.

 

TP: ¿Flans o Pandora?

DU: Soy muy Flans.

 

TP:¿Cómo has visto ese avance que ha habido en el pop o en general en la música independiente hispanoparlante? Hace unos años me hubiera parecido imposible pensar que tu ibas a venir como invitado del Vive Latino o que Los Tigres del Norte iban a cerrar un día, antes todo era muy Ska-p-Manu Chao-Viva la revolution, hoy la gente se ha relajado y ahora creo que si hablamos de pop en Latinoamérica ya no solo hablamos de Babasonicos ya hay un monton de opciones y es lo que manda ahora (según yo), tu como parte esto ¿cómo has visto este crecimiento?

DU: Algo muy curioso que nos sucedió durante la prensa del Vive Latino fue que muchos periodistas enfatizaban en que éramos algo así como “los representantes del electropop” en el festival. Nos tomó por sorpresa y no sabíamos cómo manejarlo. Inmediatamente vimos que existía alrededor del Vive Latino una mística inigualable. Todos los estilos querían estar “representados” o algo así. No lo analizamos bien. La gente siente el festival como propio y quiere estar ahí. Me parece saludable que convivan tantos estilos pero no creo que deba haber una suerte de “cuota”, que se enojen si no hay tanta electrónica o no sé qué. Es imposible poner todo aunque sea un festival gigante. El pop ha crecido mucho. Ya no es eso de que en un momento o para algunos es el centro del mercado y al otro momento, o para otros, es la periferia. Hay mestizaje. La gente está más curiosa, acepta que los estilos conviven naturalmente.

 

TP: ¿Aún compras discos o ya solo bajas música?

DU: Las dos cosas. Las compras de discos son más conscientes. Compro discos de amigos, de bandas que me gustan y bandas nuevas.

 

TP: En tu pequeña gira que hiciste en México te juntaste con muchas proyectos que acostumbran a hacer performance, no solo es tocar es también un poco de actuación, esto fue consciente o solo fue inercia de la gira.

DU: Fue muy importante conocer a los Descartes a Kant y que nos invitaran a abrir sus shows. Es un grupo hermoso, muy generoso, divertidísimo. Lo de que eran virtuosos ya lo sabíamos. Nos encanta su trabajo. Son únicos, admirables. Cuando nos conocimos personalmente fue como si nos conociésemos de toda la vida. Nuestros managers hicieron muy bien en juntarnos. Nos conocen bastante. Sabían que nos íbamos a llevar bien. Ahora ya estamos pensando mil cosas para hacer juntos.

 

TP: ¿Te gustaría ver/escuchar alguna canción tuya en un culebrón? ¿Mexicano, colombiano o argentino?

DU: ¡Sí! Me encantaría. Soy muy de culebrón. Si hacen una remake de María la del Barrio, cuenten conmigo. Cuando era niño en Uruguay pasaban un culebrón genial que se llamaba “Victoria” y tenía una canción que siempre quise versionar que no sé cómo se llama pero en un momento dice “llegó tu amor, tarde, tarde y sin embargo llega”. Era hermosa.

 

TP: ¿Has tenido acercamiento con el cine de alguna manera?

DU: No directamente pero una novela mía, “Miss Tacuarembó” fue llevada al cine por el uruguayo Martín Sastre. Es una película hermosa. Me emociona mucho verla, como podrás imaginarte. También se incluyó una canción en la película “No fumar es un vicio como cualquier otro” del argentino Sergio Bizzio.

TP: Lugar más raro donde hayas escuchado tu música.

DU: En el aeropuerto de Montevideo una vez que llegamos. Creo que lo hicieron a propósito.

 

TP: ¿Qué viene para Dani Umpi? ¿Volverás pronto a DF o a México?

DU: Espero volver pronto porque el DF me deja loco. Es infinito. Me gustaría grabar en México, reencontrarme pronto con tantos artistas que conocimos y con esos fans que no sabíamos que teníamos y que ahora ya no podemos vivir sin ellos.

Previous post

Bonobo en el MONO

Next post

La jaula de oro

Carlos Carlos

Carlos Carlos