ArtWork

De arte, hilos y agujas

Ultimamente, tal vez por moda o nostalgia, me he reencontrado con el hilo y la aguja pues el bordado, que antes era solamente una labor de señora*, se ha vuelto ahora en una de las técnicas no convencionales más populares para la elaboración de obras visuales. Las siguientes lineas hablarán de tres artistas cuyas piezas son resultado de esa actividad que más de un dedo ha dejado sangrando.

Diane Meyer, artista estadounidense, se vale del bordado para deformar fotografías hasta convertirlas en recuerdos borrosos. Su serie “Time spent that might otherwise be forgotten” se vale de la antiquísima técnica del punto de cruz para pixelar fracciones de imágenes en un acto que las llena de frialdad y, paradójicamente, de calidez.

diane-meyer-01

Diane-Meyer

Diane-Meyer-yatzer-3

 

Por su parte Meghan Willis, bajo el nombre de TsuruBride, explora el desvestir, el movimiento y la sensualidad en sus obras, algunas disponibles en su tienda en etsy, bordadas y pintadas a mano. Willis se dedica a mostrarnos a una mujer fuerte y dueña de su sexualidad a través de una actividad que mucho tiene que ver con el papel de una mujer sumisa, resignificandolo de una manera muy peculiar.

tsurubride3

tsurubride2

tsurubride1

 

Por ultimo y para dejar en claro que el bordado no es “trabajo de viejas” les presento la obra de Shaun Kardinal sus piezas, que mayoritariamente se pueden definir como obras dedicadas al goce estético, son un juego geométrico de texturas y colores; su serie “Connotations” son en su mayoría composiciones radiales donde el arte del collage se encuentra con esa linda actividad que tanto apasiona a las viejitas.

Shaun-Kardinal-06

shaun-kardinal-moon-no-5

kardinal-connotation19

*En 1886 se publicó la, aún popular, “Enciclopedia de labores de señora” que trata meramente de las artes del hilo y la aguja, de ahí el termino labor de señora.

Previous post

THE WEEKND/XO GANG

Next post

Daft Punk: The Collaborators parte 3, 4 y muchas sorpresas.

Grexy

Grexy