Visual

Diversión con Spidey, aburrimiento con Peter

El martes nos vimos embarcados en la fiebre por Spider-Man con todo y que la primera cinta de esta nueva franquicia fue algo menos que una porquería irrelevante, los trailers de esta, el re-diseño del traje y los villanos y bueno todas esas cosas (Andrew Garfield, Emma Stone y CGI del 2014) que nos hicieron pensar que el reeboot igual y no quedaba tan malo, hicieron que uno fuera convencido a ver esta segunda parte.

Spidey lleva al parecer un tiempo ya siendo Spider-Man y la pasa bien, al final es el superheroe de Nueva York, su día a día es volar entre edificios, ayudar a detener delincuentes mediocres, salvar gatos o niños del bully y terminar besando a Gwen Stacy. Bueno todo eso mientras en su vida alterna como Peter Parker lidia con el recuerdo de su padre muerto, la tía May más lacrimogena que pueda haber en varias versiones que nada mas no se decide en si Peter la debe cuidar o ella debe cuidarlo ah y bueno también al parecer se gradúa por lo que la película sucede en un verano (lo cual no es explotado, ni mencionado) donde Spider-Man solo tiene que concentrarse en salvar a la ciudad y besar a la novia, la universidad, el dinero, JJ Jameson que es groseramente omitido y esas cosas serán para otro día u otra cinta, aquí la idea es que Spider-Man vive en la gloria de ser Spidey, no como en la tercera parte de la saga de Raimi donde vemos a un Spider-Man soberbio con la fama y poder hasta el cuello, si no mas bien a un Spider-Man adolescente que no mide consecuencias y todo esto no pasa más allá de un juego, no es un spoiler que nuestro amigable vecino Hombre Araña tendrá que madurar en esta cinta.

Con el párrafo anterior les explico buena parte de la esencia de la cinta, lo cual se refleja al verla, ya que cuando Spider-Man lleva el traje puesto, la cinta es algo increíble es sin duda el mejor Spider-Man que ha visto el cine, mas no la mejor película, la razón es que tenemos una cinta que cuando no hay peleas o acción aracnida la cinta se cae a pedazos, a pedazos de aburrimiento soso o de cursileria barata.

Cursi e incoherente pero emotivo.

Cursi e incoherente pero emotivo.

No se la razón de quienes afirman que Andrew Garfield y Emma Stone tienen química, ya que mientras son Peter y Gwen la cosa es tan forzada como la relación que mantienen dos amigos por fb o twitter donde todo el tiempo se dicen cosas lindas via web, así es aquí como que uno nada mas no cree, si en la primera escena teníamos la infumable escena de Peter jugando basket, aquí tenemos la infumable escena de Peter parando el tráfico por su amor a Gwen, really? “Ay Pete, que romántico, que te atropellen pero no dejes de verme cuando cruzas la avenida”, increíble que Marc Webb jamas pueda materializar en mínimo dos escenas el amor adolescente entre Peter y Gwen entre las dos cintas que lleva de la araña. La cosa es distinta cuando son Spidey y Gwen quien le hace el paro de vez en cuando.

Eso es de lo más preocupante, ya que Marc Webb desperdicia la única oportunidad que le daba la cinta para mostrar su estilo de manera libre, el director francamente le urge salirse de este universo o hacer un trabajo pequeño entre la cinta 2 y 3, ya que ciertamente la mayor parte de la cinta parece estar dirigida en automatico, lo rescatable del trabajo de Webb cuando Spidey no porta el traje es la presentación del personaje de Max Dillon hasta que decide convertirse en Electro, aquí hay una pequeña pero gran escena donde vemos a Max en su casa listo para su cumpleaños, aquí es creo de lo mas destacado y la fragilidad del mundo de Max y la forma en que se nos presenta es bastante pausada dando un buen ritmo que acompañado con un score impresionante y detallado nos presenta de buena manera al villano principal.

La mejor escena donde no sale Spider Man, sin duda.

La escena donde Webb y Foxx se relajan y desquitan el sueldo.

Ya cuando el villano (Elektro) entra en su rol de nuevo la cinta se va para el monte junto con el personaje de Harry Osborn que se nota un tanto desperdiciado, no forzado(como Venom en la tercera de Raimi) pero si bastante tibio el desarrollo del personaje, el problema aquí es que Harry es la llave para un monton de easter eggs que nos presentaran por eso el personaje del mejor amigo de Harry se pierde y como apunte a pesar de que Andrew Garfield y Dane DeHaan son buenos actores la interacción de sus personajes es bastante acartonada, hasta que repito la cinta cambia cuando cada quien esta en su traje, ahí la relación amigo/nemesis se logra muy bien tanto que a pesar del corto tiempo me parece mejor lograda que otras recientes como la de Cap America y Bucky.

El guión escrito por tres guionistas (Orci, Kurtzman y Pinkner) con una carrera llena de altibajos, refleja fielmente eso, una cinta llena de altibajos, ya que mientras puede haber una secuencia impresionante, 5 minutos despues te ves abrumado en la aburrida vida hogareña de Peter y su tía o en medio de un plan un tanto chusco y complicado de Richard (padre de Peter) Parker en ocultar sus secretos como científico de Oscorp o en huecos tan grandes como que Oscorp es nuevamente violada en todos sus códigos de su seguridad por un adolescente pedante u otras pequeñas incoherencias que omitiré en pro de no decir spoilers, ciertamente el guión se abruma por si solo al querer mostrarnos tantos personajes, tantas referencias a futuro, tantos easter eggs y en querer resolver problemas que no terminan por ser bien explotados, el guión es lo mas flojo de esta cinta.

El score corre a cargo de Hans Zimmer y otros 6 que se hacen llamar los Magníficos seis, en obvia referencia a los siniestros, el score es impresionante, se nota que Marc Webb es un videoasta, el sonido detallado y diseñado en especifico para el personaje de Elektro es increíble y en el cine suena con la profundidad adecuada para a traves de el adentrarte al mundo del villano. Puntos extra cuando aparece una canción, no por nada Marc Webb ha hecho infinidad de vídeos, lo cual es un pro y contra ya que cuando no tiene que hacer videoclips pues la cosa no va para muchos lados.

La cinta es bastante recomendable, tiene un guion débil pero el CGI y otra infinidad de elementos la rescatan de muy buena forma, es obvio que es mejor que esa porquería que fue su precuela, falla bastante en la comicidad, no quise compararla con la segunda cinta de la primera franquicia, esa donde sale el Doc Ock, ya que ciertamente no hay punto de comparación una es una cinta que disfruta y explota ser multi facetica y la de este año es multifacetica a fuerzas, sin querer y sufriendo ya que saben en que son buenos y les urge que suceda la acción, por eso este Spider Man es el mejor que verán en el cine, aunque pues una película no es nada mas ver a un tipo en mallas columpiarse en medio de CGI, por lo que en lo resto tiene altibajos, algunas cosas buenas, otras malas y en su mayoría mediocres. La escena post creditos es lo mas WTF?, cuando la vean entenderán que no había necesidad de sacar algunos trailers mismo error que con la pasada, los easter eggs los disfrutaran mucho quien los entienda y hay una que otra sorpresa que sí, lograron guardarse bien. Le sobran como 15 minutos que pudieron cortar omitiendo tanta paja de la tía May y los padres de Peter.

Esta fue el análisis/crítica del sorprendente Hombre Araña y el soso Peter Parker. Aca un trailer sin tanto spoiler

Previous post

Eterna Fotografía Pantone

Next post

Vacaciones adultas

Carlos Carlos

Carlos Carlos