What´s Up

El Ciclo del Agua

A continuación ustedes podrán leer la crónica de nuestro asiduo colaborador en festivales, @Sadpizza, encargado de relatar el primer día del Corona Capital 2014, la galería arriba dando click en la imagen incluye fotos de los dos días de Omstart, Tengo3nombres y Carlos Carlos, mañana sale la crónica del segundo día del #CC14:

Hace como 7 años me consideraba un admirador de la lluvia, todo su simbolismo, su carga poética, etc. No quiere decir que cada que lloviera lo tomaba como pretexto para salir a la calle, extender mis brazos y conectarme con el universo, pero de cierta forma me gustaba su sonido y los tintes inesperados que le ofrecía a la ciudad. Ahora, cerca de la muerte del 2014, puedo afirmar que dicho vínculo que compartía con la precipitación se ha ido evaporando poco a poco, el clásico status de “es complicado”.

No se necesitaba ser un mutante para estar consciente que el clima iba a ser un problema en la edición de este año. Días antes compré un impermeable lo suficientemente poderoso para contrarrestar los malestares. Paralelamente, el festival se enfrentaba al disgusto del público, la inclusión de una pulsera, que en un intento de modernizar la dinámica del evento, para muchos representó un disgusto de proporciones descomunales. Yo esperaba que a pesar de la espontaneidad con lo que esto se presentó, la organización le callara la boca a toda la gente que siente la necesidad de odiar todo, lamentablemente, el clima y demás factores no ayudaron a eso.

Las puertas abrieron a la 1 en punto, llegué temprano para poder ver hasta adelante a una de las bandas que más he escuchado últimamente. A lado de mi había un chico como de 18 años, decía no importarle Deafheaven, pero estaba ahí lleno de entusiasmo, un entusiasmo lo suficientemente fuerte para esperar 12 horas sin moverse de lugar y ver a su héroe llamado Jack White. El escenario Corona se notaba un tanto solo, cuando los primeros acordes de “Dream House” despertaron los ánimos y la gente comenzaba a correr. Puedo afirmar que todos los que se fueron congregando realmente eran fans de Deafheaven, inclusive el admirador de Jack White se dejó atrapar por las olas abrasivas de sonido y la tremenda presencia de su frontman. Cuatro canciones fueron suficientes para superar las expectativas y a pesar de las problemáticas del audio, la ejecución fue impecable.

Mi plan inicial consistía en solo ver a Deafheaven, Pond, MGMT y The Horrors, lo demás sería cuestión de como se desarrollara la tarde. Caminé hacia el Bizco Club, el cual había dejado de serlo del todo ya que había sido devorado por una marca.. Sinjin Hawke se encontraba inundado de bajos los pasos de baile y de la nada me ví rodeado de muchachos con gorras con la leyenda “Sorry Mom”, creo que no pertenecía ahí. Me alejé un poco, ya que el ambiente era muy Spring Break, aunque la música estaba chida. Lo mismo pasó con Yung Lean, convenientemente me encontré a un amigo para poder caminar un poco. en dicha travesía me enteré de que el hijo de John Lennon tiene una banda, la cual sinceramente no me gustó, tanto que regresé a ver a Yung Lean.

El tiempo pasó, las nubes se fueron juntando, me comí una hamburguesa, las terminales para las pulseras dejaron de funcionar y Pond salió a tocar. Quedé impresionado, son la clásica banda que pueden detener una charla con un gran amigo para que ambos disfruten de la calidad de un solo de guitarra. Justo al ejecutar el último acorde, como si fueran hechiceros, las primeras gotas de lluvia comenzaron a presentarse. La fila para una pizza duró lo mismo que el set de Weezer, me arrepiento un poco de habérmelos perdido.

A lo lejos, Zedd ambientaba la espera para MGMT, fue entonces cuando me percaté de la gran diversidad que ha logrado capturar el Corona Capital. Desde menores de edad viviendo el desenfreno del EDM, hasta adultos de 40 años con playeras de la selección mexicana. La gente no paraba de decir: “Ayer tocaron en Chapultepec, yo quería ir pero no pude”, por momentos me sentí contento de poder haber estado ahí, aunque fuera un poco apartado. Nunca me imaginé escuchar “Alien Days” cerca de la Estela de Luz”. La lluvia llegó con todo y truenos, su intensidad fue creciendo y los espectadores se fueron retirando. Un grupo de gente ilusa pretendió convencerme de quitarme mi impermeable, extenderlo y protegerlos, pero ¿por qué habría que hacerlo? todos sabían que el clima se iba a comportar así, no fui al festival a hacer nuevos amigos, fui a pasarla bien. Era de esperarse que no salieran a tocar, me dolió, pero era muy atascado de mi parte, los había visto un día antes y pensé que sería mejor ir a la carpa y esperar a The Horrors.

El piso ya era un lago y la inconformidad era ya un estilo de vida. El festival se notaba muy vacío y aún faltaban los actos más grandes. De todo me enteraba por rumores, por ejemplo, del corto set de Massive Attack, o de la posibilidad de que MGMT si tocara. La lluvia dejó de caer, solo para quedarse en la tierra y complicar el movimiento, SBTRKT ejecutaba un gran show mientras los asistentes intentaban cruzar charcos enormes.

Ya no podía sentir el tiempo y por extraño que pareciera, disfruté demasiado ese momento de soledad. No me sentía enojado por la situación incómoda, creo que acepté que hay cosas que se salen de control y solo me quedaba disfrutar el gran momento que estaba por venir. A pesar de ser una de mis bandas favoritas y que han visitado nuestro país más de 322 veces, nunca había visto a The Horrors. Quedé maravillado con su show, fue perfecto, las luces, la interpretación, la entrega. No me sentía así desde que ví a Deerhunter.

Era hora de partir, mis piernas ya no soportaban mi peso. Me fui alejando mientras MGMT tocaba “Cool Song #2” y entre una mezcla de sentimientos, pude apartarme de otra de mis bandas favoritas, entendiendo que mi condición no era la adecuada para disfrutar como debía. Supongo que la lluvia es mi nueva mejor amiga, la cual me aportó una nueva perspectiva en los festivales, ya no tengo 15 años y tampoco tengo por que odiarlo todo ni arrepentirme de nada.

Previous post

SIMPLE by TRISTA

Next post

Y la nación del lodo ataco

Teoría Pop

Teoría Pop