Visual

Éxodo, Dioses y Reyes

La noche de un domingo caluroso fui a ver la nueva película de Ridley Scott —por estos lugares australes se acaba de estrenar—, en este caso no había leído ni investigado nada al respecto, fui a verla sin prejuicios, conforme pasaba la trama hubo muchas cosas que me dejaron insatisfecho

Si bien no es un remake de los diez mandamientos, sí tiene el componente épico y bíblico y el mismo protagonista, pero en una actuación deslucida de Bale quien no consigue crear ningún vínculo con la audiencia, de hecho ninguno de los personajes logra una profundidad aunque la poca profundidad sea uno de los peligros de las películas épicas creo que en esta la carencia es evidente, como ni el elenco había revisado antes de ir a la función me sorprendió ver a Sir Ben Kingsley —que ya actuó como Moisés— desperdiciado en un papel menor, a Sigourney Weaver como una sombra en segundo plano, bueno hasta el salido de Breaking Bad, Aaron Paul está deslucido, quien por cierto hará el papel de Luke Skywalker … en una lectura escénica del Imperio Contraataca. Solamente John Turturro se salva, dándonos una buena interpretación del faraón Seti, y Joel Edgerton es el único que tiene suficiente material aunque ligeramente sobreactuado. La única parte conmovedora de la película es la dedicatoria a su hermano.

La reconstrucción de Egipto es minuciosa, lo mismo que las escenas panorámicas los escenarios naturales, a más de diez años desde su reconstrucción del Coliseo la tecnología le permitió hacer un trabajo impresionante en el departamento de producción. Pero entre el guión y la historia que no lleva a ninguna parte —bueno lo que pueda ser en una historia tan conocida—  bueno hasta la escena del mar me parece mediocre, considerando que es la parte más importante de la historia y es lo que se pone en el cartel.

Como la anuncian del director de Gladiador —es curioso que Russell Crowe, actor predilecto de Scott,  haya salido en otro filme bíblico con mejores resultados—, parece que Scott no ha hecho mucho en ese tiempo, o al menos no entiendo cómo le pueden seguir dar tanto presupuesto, quizá nadie se atreva a decirle que la está regando.

Previous post

¡¿Cuántos caben en tu carro?!

Next post

Canciones 2014 // Doggie Year

BrujoPost

BrujoPost

Brujos postergado, hijo predilecto de la Ciudad de México, ahora en el exilio (São Paulo)