VisualWhat´s Up

La gente tiene que salir a flotar a otro lado

Ilustración por Omstart

Los reyes del pueblo que no existe, es un documental que retrata la historia de un pueblo de Sinaloa llamado San Marcos, el cual por el embalse de la Presa Picachos, quedó parcialmente inundado obligando a sus habitantes a desalojarlo, aunque no del todo completamente. A pesar de las adversidades y la violencia que prolifera en los alrededores, tres familias aún se niegan a irse de ahí: Pani y Paula quienes tienen una tortillería en medio de la nada y además mantienen lejos del deterioro a la iglesia del pueblo, reparando sus imperfecciones y quitando la hierba que se forma alrededor de ella; Miro, el cual todos los días alimenta con tortillas a una vaca que ha quedado atrapada en un páramo a salvo de morir ahogada. Él piensa que el futuro de San Marcos es que se entierre de arena, La gente tiene que salir a flotar a otro lado; finalmente están Yoya y Jaimito una pareja única, los cuales vivían en una casa de palos pero cuando la inundación llegó y la gente se fue, se cambiaron a la casa más grande del pueblo. Jaimito se coronó como el rey de San Marcos y camina por las calles con su caballo y su perro, como siempre lo ha hecho.

El amor al lugar en donde han vivido toda su vida y la exigencia de justicia contra el gobierno por los daños causados debido a la mala construcción de la presa, mantienen a estás tres familias aferrándose a un pueblo casi fantasma en donde los recuerdos del viejo San Marcos regresan todos los días para recordarles que ahí un día hubo vida en todas sus calles y casas. Los reyes del pueblo que no existe recientemente se presentó en la Competencia Oficial de Documental Iberoamericano en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) y estuvo dentro del South by Southwest (SXSW) en Austin, Texas. Actualmente se exhibe en la gira de documentales Ambulante.

Betzabé García, Directora  de "Los Reyes del Pueblo Que No Exi

María Betzabé García Galindo (Mazatlán, Sinaloa 1990) es la directora de este largometraje. Tuve la oportunidad de entrevistarla y preguntarle sobre la experiencia de filmar el documental, su perspectiva sobre la situación que atraviesa el pueblo y acerca de su próximo trabajo en proceso.

 

¿Quién es Betzabé García?

Soy de Mazatlán, Sinaloa. Desde los 9 a los 15 años estudié actuación y dramaturgia en la compañía de teatro de la UAS con la maestra Sandra Jaime, pero me di cuenta que no era buena actriz y lo dejé. También intenté con la fotografía pero tampoco era buena. Con lo que sí continué fue con el tipo de historias que me gustaba escribir, casi todas de tipo sociales, que tocaran tabús e hicieran temblar un poco el contexto en el que crecí: católico y machista, donde la narco cultura predomina y en su mayoría el ideal de la mujer es ser una reina de carnaval, hay reinas para cualquier cosa, para la colonia, para la primaria, para la universidad… para todo.

“Venecia Sinaloa” es un cortometraje de ficción, basado en la situación de San Marcos ¿Por qué no continuaste desarrollando un largometraje de ficción? ¿Cuál fue el factor decisivo para retratar a este pueblo a manera de documental?

Saliendo de la prepa me mudé al D.F y apliqué a la escuela de cine CUEC UNAM, donde finalmente quedé y mi primer cortometraje fueVenecia, Sinaloa” igualmente en el pueblo de San Marcos. Le puse “Venecia Sinaloa” por la plaza de San Marcos en Venecia que se inunda todos los años con la marea alta y era un poco mi sensación al ver que todavía había gente adaptándose a un lugar así como San Marcos que además se llama del mismo nombre. En ese corto nos dimos cuenta del compromiso que había de nosotros hacia el proyecto y del compromiso que también tenía la gente que había vivido en ese lugar porque a pesar de la ola violenta desatada por la guerra contra el narco nos seguían apoyando para que se llevara a cabo.

¿Cómo seleccionaste al equipo con el que realizaste “Los reyes…”?

Diego Tenorio, egresado del CUEC, ha sido cinefotógrafo de todos mis trabajos. A él le debo todo el arduo trabajo creativo, físico y mental de hacer una película, porque esto nunca ha funcionado con una sola cabeza, ni funcionará. Me acompañó la mayoría de las veces que visité San Marcos y me ayudó a tomar la decisión de salirme de la escuela un año para realizar “Los reyes del pueblo que no existe”, y digo que me ayudó a tomar la decisión, porque él puso toda su disposición, tiempo y dinero para que el documental se realizará.

 

Realizaste “Los reyes…” en un lapso de 5 años ¿Cómo fue cambiando tu perspectiva de lo que querías hacer en un principio y el resultado final?

“Los reyes del pueblo que no existe” tardó en producirse alrededor de 5 años. Desde el 2009 que fue la reubicación forzada de los pueblos inundados hasta septiembre del 2014 con el último proceso de edición. En lo personal fue un proyecto de muchos cambios personales que influyeron en el proceso creativo de la película. Al principio, y por ser quizá lo más fácil de percibir a la hora de conocer un problema así, abordaba el tema de San Marcos a través de las víctimas de la inundación. Iba y venía por los pueblos nuevos y me preguntaba la idea del progreso, porque a simple vista me llamaba la atención que los nuevos pueblos fueran construidos como colonias de Mazatlán, con calles pavimentadas y casas de concreto pero al adentrarme al Viejo San Marcos, (así lo llaman los del nuevo pueblo de San Marcos) y atravesar el pueblo por una lancha, ver las tumbas que todavía se asoman por el río, cruzar los puentes que antes eran cocheras de casas y ver el cableado eléctrico que aún funciona, tenía la fuerte impresión de que ya no había nada pero no, todavía hay gente viviendo ahí. Así fue que de un documental de las víctimas de la inundación pasó a ser un documental mucho más existencial donde están en juego las decisiones que toman cada uno de los personajes, y que personalmente me hizo reflexionar “¿Qué chingados hago aquí en esta vida?”

losreyes5

En la presentación de “Los reyes…” en el Goethe-Institut mencionaste que sueles ser una persona un tanto depresiva ¿Cómo lograste dejar a un lado esos problemas emocionales y seguir con tu proyecto?

Al terminar el documental no paró mi ansiedad, al contrario, me aterra pensarme flotando en el universo, a la deriva, pero así es realmente, por eso es que quizá me considere depresiva. No tengo la agarradera que ellos tienen, no creo en dios desde hace mucho tiempo, creo en ese motor que hace que todo gire pero con un sin-sentido que me aterra. Me llena de ansiedad y de miedo, pero aun considerándome bastante depresiva, no dejo de buscar algo a lo que me pueda atar, aunque sean experiencias ajenas que me hagan admirar a los que sí la tienen.

 

¿Hasta qué grado te involucraste con las personas que habitan este pueblo inundado?

Existen tres posturas diferentes: la idealista, la pesimista y la realista. Al conocerlos, sobre todo a Jaime y a Yoya me di cuenta que no se asumían como víctimas de la inundación si no que la enfrentaban de una manera admirable, dice Jaime en una secuencia de la película que se convierte en dios en un ratito y así es su postura, un poco cínica e inocente pero con mucho humor, admirable para los que no vivimos en un pueblo inundado. Ellos enfrentan el miedo a la muerte noche tras noche a pesar de los sucesos terribles que ocurren alrededor del pueblo.

losreyes4

Uno de los retos más difíciles del documental fue plantear el miedo que viven los que habitan todavía San Marcos. Hay una calma latente, se escuchan disparos pero nadie dice nada, nadie escucha nada. Toda la película vive una atmósfera que se plantea como la inundación, hay una fuerza maligna que asecha el pueblo pero no sabemos qué es, poco a poco te cuentan murmurando que tienen miedo, miedo a la muerte, miedo a que tumben la puerta a balazos. Pani después de que armados balearán su camioneta, en lugar de irse de San Marcos que es lo que yo hubiera hecho, tomó el evento como una especie de milagro ya que salieron con vida y desde entonces arregla el pueblo todos los días un rato por la tarde. “En la vida no hay agarraderas, estamos flotando en el universo” y su agarradera es cortar la maleza de un pueblo que se ve destinado al entierro pero que revive y late con fuerza cada vez que la tortillería funciona.

losreyes2

¿Cómo fue la experiencia de estudiar y a la vez estar filmando este documental?

Tuve que dejar un año la escuela para hacer las primeras cuatro etapas de filmación. Cada etapa duró un diez o quince días y la última etapa la hice cuando ya había regresado a la escuela pero tenía más tiempo.

 

¿Cómo se puede adquirir “Los reyes del pueblo que no existe”, así como tus trabajos pasados?

Aún no encuentro una distribuidora pero si conocen a alguien recomienden el documental. Venecia Sinaloa está en internet, en mi canal de Vimeo.

 

Cuéntanos sobre #Mickey, el siguiente trabajo documental que estás realizando

Estoy realizando un documental interactivo sobre Mickey, que también es de Mazatlán, Sinaloa. Desde los 11 años se ha vestido de mujer y todo lo ha documentado a través de las redes sociales. Es un documental muy sencillo, parte de la película se basa en la convivencia que tenemos, ya que vivimos en el mismo departamento y estudiamos en el mismo colegio católico cuando éramos niños. Él entraba provocando a la escuela vestido de gatito con medias de red. En ese contexto represor, Mickey fue miss Sinaloa Gay y ahora tiene su canal de youtube, “Adicción al labial”.

Si quieren seguir de cerca el trabajo de Betzabé García así como futuras presentaciones del documental no olviden seguir sus redes sociales:

www.facebook.com/losreyesDOC

www.twitter.com/losreyesDOC

Previous post

Gepe ¿te pesa la oscuridad?

Next post

Vengadores y otras luchas dentro de la industria

Chachis Arely Heredia

Chachis Arely Heredia