Visual

Las ovejas sueñan con manchas impresionistas

25 de junio de 1982, luego de haber grabado Alien, Ridley Scott se hallaba como un director cotizado y que mamaba de las mieles del éxito hollywoodense. Los productores le tenían un reto: Adaptar a Phillip K. Dick, peso pesado entre los autores de ciencia ficción. Luego, la película obtuvo a su estrella protagónica: Harrison  “FuíHanSoloeIndianaJonesymelapelan” Ford, quién se apunto uno de sus papeles más memorables como el autómata desencantado Deckard, policía solitario y agrio enmedio del escenario de tintes noir que Scott llenó con una suerte de retrofuturismo fantástico pero también post-apocalíptico.

Añadan a este cocktail la música de un Vangelis poderoso (si no, escuchen a Onehotrix Point Never, su alumno avanzado), una trampa de la productora que editó la cinta y le añadió un final feliz, el fracaso inesperado en taquilla y… tan-tan, obtienen un culto instantáneo que ha permeado los temas y la estética de cientos de películas, series, comics, libros, subculturas como el cyberpunk e incluso al mundo del anime.

No sabemos aún si los androides sueñan con ovejas eléctricas pero podemos preguntarnos si en algún momento Ridley Scott soñó con su película como una cinta animada cuadro por cuadro, porque eso es lo que se trae entre manos Anders Ramsell, artista sueco que se ha propuesto la hazaña de animar cuadro por cuadro la cinta de 117 minutos de duración… utilizando dibujos en acuarela.

Por ahora colgó un teaser de 12 minutos de duración que es una lectura fresca y alucinante del mundo de los autómatas en plan depre. Sugerentes manchas de tonalidades azules y ocres,  se dan cita para evocar el juego visual que en algún momento grabó Scott. Que lo saquen en el cine.

Previous post

HABRÁ JUSTICIA EN MÉXICO

Next post

CHECK SURROUNDINGS FOR SAFETY

Omstart

Omstart