Ruff-StuffUncategorizedWhat´s Up

Master Of Your Needs // LP1 – FKA Twigs

Cada año una de las más grandes intrigas en mi mente es: “¿cual sera el próximo gran fenómeno mediático musical que re-re-re-redefinira  a mi generación y hará que sus canciones sean explotadas en campañas publicitarias o en cualquier tienda de ropa con ambientación joven-contemporáneo? simplemente, no puedo dejar de angustiarme con una incógnita cuya respuesta es tan sencilla y a la vez tan decepcionante. No esperaba nada del 2014, ni siquiera después de haber conocido Water Me, el primer gran estreno que nos presentaba FKA Twigs. A diferencia de los medios y gran parte de la audiencia, Tahliah Debrett no me sorprendió, incluso me provoco indiferencia, creía que era otra muy bien pensada jugada de la mercadotecnia, como Lana del Rey o el Papa. Un peinado radical, una silueta curiosa, una combinación superficial, casi aburrida, atractiva pero copiada en su totalidad de cualquiera de los miles de blogs en tumblr con enfoque visual al vaporwave y al “pastel-goth” o “sport-goth” o “techno-goth” o a cualquier palabra en ingles complementada con “goth”. Después de este irracional juicio, no tuve ni una sola expectativa de lo que la “novedosa” artista inglesa presentaría en el futuro. Por supuesto LP1 salio a la luz antes de lo esperado, el hype no parecía acabar en todas sus dimensiones, así que aproveche las ventajas del Internet libre  para aclarar las dudas que tenia sobre Tahliah y su “nuevo” estilo, sin esperar  encontrarme con el más enigmático y poderoso álbum que he escuchado.

fkkkk

  LP1 comienza con una ceremonia  que  obliga a despojarse de la más mínima noción de pudor, un intro deslumbrante casi galáctico, demasiado atrevido para durar más de 2 minutos; avanza poco a poco hasta  atrapar por completo la atención y mostrar el verdadero espíritu del álbum.  La sensualidad y el erotismo son sin duda los puntos más fuertes de FKA Twigs. Si bien en Water Me o Papi Pacify no proyecta una poderosa personalidad, con Lights Out  adquiere todo un nuevo papel de mártir, controlando cada verso, despidiendo en su grave canto toneladas de seducción, transformando cada canción en armas de sugestión y estratégica ingenuidad  acompañada de atmósferas estilo “Serial Eperiments Lain ” y toques de Trip-Hop.  “Master of all of your needs” se autoproclama en Hours, titulo que no esta de más ya que de una u otra forma las letras de Thaliah Debrett son fáciles de adaptar a cualquier fantasía o perversión que el escucha trate de ocultar, por ejemplo en Video Girl, habla de la industria de la pornografía, pero no solo narrando la perspectiva de la casi ninfómana recién ingresada actriz, sino también de quien la rodea, historia empapada de energía melancólica y sonidos nebulosos, pero poco orgánicos. Justo como una película porno de verdad. La etapa lasciva del disco llega a su zenit con  Two Weeks, entregándose por completo a un personaje comprometido, casi asegurando su victoria “…give me two weeks, you won’t recognize”; difícilmente podemos ver al protagonista de este track como una traidora, de hecho FKA Twigs logra transmitir la pasión y el deseo por salvar al hombre que desea, ademas de que Arca, la mente maestra detrás de LP1, revela dolor, incluso empatía con sus meticulosos beats y su complejo estilo de composición que lo hacen tan único.

El disco no solo engloba el sexo y el erotismo, también abarca otras caras del amor,  sin sonar estúpido o ridículo, como en Pendulum, Closer y Give Up; pero de nuevo, esto se logra gracias al increíble estilo de Arca, quien enfrasca formas y texturas detalladamente hasta lograr una atmósfera extraterrestre, masoquista, irresistible  e hipnótica, tal y como se esperaba de este conceptual productor quien demostró ser todo un maestro de lo heterogéneo desde su colaboración en Yeezus. Tahliah y Arca se completan mutuamente, trascendiendo la perfección, asegurando muchos trabajos de muy alta calidad para el futuro e incluso, seguramente,  muy pronto el peculiar estilo de estos dos se filtre a los rincones más oscuros del pop, entregando como resultado a una Belinda conceptual, tanbalenado en el escenario al ritmo del vaporwave (de verdad espero que pase esto).

Finalmente FKA Twigs es uno de los símbolos más representativos para el futuro, cuya estética es firme y siempre interesante,  desde su fascinante portada para i-D , hasta el misterioso cover de LP1, trabajo que realizo Jesse Kanda el artista visual predilecto de Arca, quien aporto su toque amorfo y grotesco para ser contrastado con la sutil belleza de una insana perversión.

Pueden escuchar LP1 en su totalidad  por iTunes y convencerse a si mismos de este gran suceso llamado FKA Twigs. Agradecimientos especiales a Jovan Israel por la la genial ilustración creada para este post, sigan de cerca su gran trabajo en tumblrhttp://jovan-israel.tumblr.com/

Previous post

Bill Yonson : “El Príncipe del Mar”.

Next post

Futuras Dimensiones // マクロスm a c r o s s 82-99

tengo3nombres

tengo3nombres