Visual

Muero por el mal internet

Unfriend (Leo Gabriadze, 2015) llegó a salas mexicanas este fin de semana, con una premisa que si al menos no original, si arriesgada y a la vez esperada, esperada en el sentido de que la forma de contar la historia era algo que ya habíamos visto en muchos lados como vídeos musicales o visuales pero que en largometrajes solo se me viene a la mente Open Windows (Vigalondo, 2014).

La forma de la que habló anteriormente es sin duda lo que atrae de la cinta, ya que su historia es una básica historia de terror sobre fantasmas y venganzas adolescentes, si no saben de lo que hablo les resumo Unfriend trata de que al aniversario del suicidio de una joven sus amigos y acosadores son contactados por facebook desde la cuenta de la fallecida, lo interesante es que nosotros veremos toda la película en primera persona, me refiero a que en la pantalla veremos proyectada la que se supone es la pantalla de la laptop de la adolescente en otras palabras en screen capture, donde ella es contactada desde la cuenta de su amiga muerta, así la historia se nos cuenta entre las pestañas de Chrome, las ventanas de sus conversaciones de skype, los siempre molestos pero ahora tetricos pop-ups y hasta un uso troll del spotify, si aún no entienden bien de que hablo les dejo este ejemplo de Little Jesus.

Después de explicar lo curioso de su formato es momento de ver que más da la cinta y es aquí donde el asunto tal vez no caiga a pedazos pero si todo termina en conclusiones genéricas y aburridas,  es cierto que a los 15 minutos logra establecer bien una atmósfera y estoy seguro que la experiencia es más completa si uno la ve en su laptop (de preferencia Mac) que en pantalla grande, curioso, esto porque los realizadores se molestaron en pagar todas las licencias de imagen de las paginas y aplicaciones que el usuario promedio usa lo cual sin duda aporta a creer más real la experiencia pero pasados esos 15 minutos la cinta no tiene mucho más que mostrar.

Contrario a lo que se dice su publicidad no creo que venga a refrescar nada, tal vez por ahí queda el apunte de que lo más entretenido de la cinta es cuando se enfoca en el bullying por internet, las creepypastas, los errores de web y los virus misteriosos pero cuando la cinta entra en el plano de venganza adolescente se vuelve algo predecible y somnifero, llegando al punto de que el climax, un supuesto ciberjuego mortal sea algo soso y únicamente uno desea que ya acabe tanto drama barato.

Las actuaciones rayan en lo cómico, entiendo que tal vez haya un grado de sobre actuación en todos los actores por tener miedo a que las expresiones se pierdan entre tantas ventanas pero no miento al decir que todos los actores pareciera que para el papel trabajaron viendo el vídeo de Leave Britney Alone en loop.

Otro gran desacierto de la cinta me parece es la historia de bully, queda a debate si la cinta es un buen material de denuncia sobre el bullying en la actualidad o solo busca colgarse del mismo, pero creo que el tema lo trata de una manera muy superficial.

Dentro de la promoción también se menciona la participación de Timur Bekmambetov, como seguidor del trabajo de este cineasta ruso sinceramente no encuentro su mano en ningún lado del filme, algo que me decepciono bastante ya que ver su nombre fue una de las razones por las cuales me motivo a verla, en conclusión recomiendo ver Unfriend  como algo curioso, la mejor manera de verla es sin duda bajando un torrent, en tu laptop y de preferencia agarrando un par de virus molestos. Por cierto la cinta debería mencionar que compañía de internet usa el acosador ya que durante una hora se las ingenio para que nadie tuviera un problema de conexión, por fin me alegro de saber que vivo en el tercer mundo, así el día que algún ciber acosador venga a cobrarme mi vida se que mi pésimo servicio de internet me salvará la vida.

 

Previous post

Nueve, el agua solo puede fluir

Next post

Alo Hellow, hola Monterrey

Carlos Carlos

Carlos Carlos