Ruff-Stuff

Nefertiti a la espera

Protistas estreno hace unas semanas su tercer álbum Nefertiti, el disco estuvo en libre descarga con Quemasucabeza por 24 horas, y el que aprovechó, aprovechó. El disco es la propuesta más ambiciosa de este grupo chileno quienes han refinado su sonido hasta llegar a un pop salvaje y envolvente que marca bien los tiempos entre canción y canción al igual que los tonos correspondientes en cada track, como en cualquier disco se presentan altos y bajos.

Nefertiti abre con “Hospital Salvador”, track que cumple con las características de un segundo o tercer sencillo, se siente en efecto como un track que da una introducción pero es de los menos arriesgados y aunque es una buena canción es tal vez de las más flojas, quiza por tener una función de calentar motores; esto se reafirma cuando suena “Ojos Favoritos” un track que mantiene el tono de introducción pero donde Protistas se desenvuelve en la parte instrumental y vocal al contar con casi 6 minutos de duración donde la letra navega entre metáforas de soledad y un tiempo que devora, obsesiones de Nefertiti.

El tercer track es el sencillo principal como dicta la norma, “En Mis Genes”, es la canción con el que me Protistas me enganchó, llamativa es lo menos con un tono oscuro que se respeta con la letra y que deja claro nuevamente la soledad y el tiempo que en esta ocasión no devora solo repite lo que en los genes viene predispuesto. “Time is a flat circle”, diría Rust de True Detective; Hablé un poco más a profundidad de este tema y su vídeo de monstruos en la laguna por acá.

tramagenetica

“Nefertiti” canción que da nombre al disco, es una canción totalmente opuesta a “En Mis Genes”, con un tono más alegre y contando una historia entre hermanos, maduración y el tiempo que arrasa, una canción lejos del potencial de las dos anteriores pero que en una sensación cercana a corazonada me hace pensar en una canción que debe sonar con mayor fuerza en vivo y tiene el perfil de ser la canción para abrir sets. “Vigilia” es un freno a la velocidad de Nefertiti muy cercano a balada que en su tranquilidad encuentra los mejores momentos.

Mi canción favorita de todo el disco es “Dientes Feos”, es mero gusto, no la considero siquiera de las canciones fuertes del disco, las canciones fuertes que restan cuando ya llevamos mas de la mitad del disco son “Mi Familia” y “Dj Hans Castorp” canciones que enseñan el oficio de Protistas en la creación de melodías. “Florecimiento” por mucho la menos pop del disco, la construcción del disco obedece tanto los tonos como si todo entero fuera una historia ya que las dos últimas canciones son y se sienten como un cierre.

La foto de portada fue hecha en Junio de 1980. En la foto, aparecen Consuelo Solar y la gata Nefertiti, a la espera y al acecho de su zona. La foto fue rescatada y restaurada; un desafió al tiempo.

Nefertiti es un disco equilibrado y que arriesga en una zona que Protistas maneja de buena manera, los tonos son acordes y lo mejor es el escuchar un disco como un bloque entero donde cada canción funciona por separado pero se entiende mejor si uno lo engloba con sus 11 hermanos o hermanas. El disco al tener esta unión suele tener canciones que son más de acompañamiento y no tienen la potencia de otros; lo que sin duda marca al material es la obsesión del conjunto chileno por ver al tiempo como algo cíclico que inevitablemente siempre devora y expulsa en los mismos puntos a los que están dentro de él.

Previous post

Interstellar

Next post

Nakiusagisan (ほりおじゅんいち): Melancolía y ternura

Carlos Carlos

Carlos Carlos