What´s Up

Una montaña de ruido: Los mejores discos de 2015 (1/2)

La mitificación del ritual de las listas de fin de año está llegando a una fase de agotamiento: son muchas y todas están llenas de hoyos, incluida esta, amable lector. Así que antes de que se decepcione, piense que esta lista puede complementar la suya, la que habita solamente en usted. Sabemos de antemano que es necio querer encerrar todo un año de música, por eso subrayamos que no todo está dicho, quién esto escribe no tiene autoridad alguna, ni la tendrá, aunque se haya chutado todos los discos de esta lista. Las listas son inútiles como esfuerzo enciclopédico, que no les mientan. En una época donde las listas más útiles son las de reproducción, dejamos esta, donde hay mucho amor a estos discos, un amor que esperamos, sea altamente contagioso y le invite a escuchar algo más, algo que sea nuevo para usted.

as-if

!!! As If  (Warp Records)

Los discos  de !!! son una sarta de obviedades que podemos leer en cada reseña que les hacen: divertidos, llenos de humor, desfachatados. Pero este me parece que es la cúspide de sus esfuerzos por demostrar como debe hacerse el funk desde la mirada punk. Menos Gang Of Four y más Delta 5, Este disco logra la comunión entre fiesta y conciencia política a la que tanto se ha rehuído en los últimos años pero que en su momento marcó hitos importantes en figuras de escenas en apariencia tan distintas como el motown y el post punk inglés, mismas que lograron palear la apatía política. Y eso, señoras y señores, es justo y necesario hoy.

deerhunter-fading-frontier

DeerhunterFading Frontier (4AD)

Este es el disco de Deerhunter donde el mago comienza a enseñar como realiza sus trucos: las melodías y las letras están frente a la nariz del escucha. Sin embargo, el nombre del disco termina colocándose como un statement, ya que Bradford Cox, revela sus mecanismos musicales para darnos a entender de manera contundente que Deerhunter carece de un sonido, no existe tal cosa. Lo que persiste luego de escuchar este disco, es la noción de que la banda posee una manera de enfrentar la creación musical.

Hazte-Lapón-No-soy-tu-marido

Hazte LapónNo son tu marido (El Genio Equivocado)

Este disco no es más que el mejor disco español de 2015. Tuve que oirlo más de una vez para darme cuenta que estaba frente a algo grande: Música que le planta cara a su época: las letras hurgan entrañas y sesos para regalarnos algunos ejercicios de perspicacia. Lo de ellos es cartografía emocional a base de temazos pop, y nadie va a quedar desubicado cuando hayan terminado de trazar el mapa del caos.

http___ecx.images_amazon.com_images_I_81Eax1zn__L.jpg.480

Towa TeiCute (Machbeat)

En la tradición de otros productores (sobre todo los enfocados a la música electrónica), Towa tei no se ve a sí mismo como músico, sino como sound designer. Y con esa premisa se ha dedicado a darle al pop japonés el carácter calidoscópico que ha adquirido desde los 90’s. Ya fuera de una trilogía de discos endulcorada y altamente funk (Flash, Big Fun, Sunny), Cute parece ser un disco más reposado, dedicado a divertir sin distraer; Cada sonido está destinado a empujar los propios estándares de producción que hicieran famoso a Tei, logrando un armatoste sonoro a la altura de la legendaria Yellow Magic Orchestra. Ensamblados sonoros donde se respira futuro: Ese otro pop que siempre es posible.

03

Daniel MeleroPiano Volumen 2

Revisar el propio cancionero resulta ser muchas veces un ejercicio para asegurar ventas. Teniendo en mente esa imagen permanente de nostalgia con un peinado nuevo, es difícil acercarse a estas recapitulaciones sin una duda latente en la cabeza. Daniel Melero sale bien librado al anteponer la sinceridad a cualquier intento de automitificación o de falsa novedad. Todo lo contrario: une puntos en su cancionero que solamente sus escuchas a lo largo de los años sospechaban que existían. Al desnudar los temas Melero confirma los tópicos que han sido el combustible de su música: lo onírico, lo sensual, la belleza de la incertidumbre.

portada-odio-full

Planeta NoOdio (Sello Azul)

Disco chileno del año. Creo que así de fácil lo podemos poner. Hay inmediatez, angustia, dulzura, rabia, ansiedad, carisma e incluso un sentido de lo político bastante afilado (y que por acá suena muy fresco dado que el contenido político parece ser un tabú para  las  bandas mexicanas de rock pop). Pequeños y grandes aforismos rodeados de sintetizadores nostálgicos y una sección rítmica precisa, se dan cita en un disco que suena mejor con cada escuchada. Dicho de otro modo, hay un cúmulo de emociones que producen un disco versátil, con el que es imposible dejar de identificarse.

Oneohtrix_Point_Never_-_Garden_of_Delete_9a65ed48-432d-42ee-be6d-263a4d46e2e2_large

Oneohtrix Point NeverGarden Of Delete (Warp)

Es más que obvio que OPN lo hizo otra vez: Escuchas ocasionales quizá no noten la diferencia, pero este disco deja de lado lo etéreo para mostrarse más corporal; ahi están tanto el título del primer sencillo (“I Bite Through It”) como el uso de voces y guitarras, invocando una necesidad de presencia y de forma (el booklet del disco contiene las letras de las canciones). Pero este factor se hace hermoso y angustiante al encontrarse con la melancolía habitual de Lopatin, esta vez obsesionada por el grunge y los 90’s, por una adolescencia que ningún revival podrá traer de vuelta. courtney-barnett-sometimes-sit

Courtney BarnettSometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit (Marathon Artists)

Hay músicos cuyo talento se mide en la capacidad que tienen para contar historias. Y sin denostar lo musical, sabemos que siempre una buena historia puede lograr una gran canción. De eso se trata este disco, de una pluma tan poderosa como la guitarra, eso que era tan apreciado en la época en que rock marcaba el paso de la música del siglo XX. El disco no es virtuoso, es eficaz. No es intelectual, pero sí es bastante perspicaz. Es un manifiesto sobre los monólogos interiores donde el aburrimiento es protagonista y la imaginación es el único juguete a la mano.

cPF1Hnr

Dasha RushSleepstep (Raster-Noton)

Dub, Techno, Pop y poesía se dan cita en un disco que habita en el inconsciente y que intenta flotar delicadamente a la superficie. No es precisamente ambient, pero los arpegios que se asoman a lo largo del material tienen un toque más evocativo que provocador.Temas para los que quieren soñar y para los que quieren salir del sueño.

11988670_631937290280928_3582819421275001661_n

HidrogenesseRoma (Austrohúngaro)

Al disco más inconexo del dueto español hay que entrar como se entra a un tianguis de chácharas: volteando hacia todos lados y apreciando cada cosa por si misma. De esta manera la posibilidad del hallazgo es mayor. Escúchenlo por partes, en orden alfabético, del último track al primero. Solamente así las intenciones de la dupla se hacen evidentes, y el disfrute del álbum se vuelve total.

RwT4ab2

TricotTHE (Bakuretsu Records)

Un disco de una precisión apabullante. El ahora trio de niponas dejó caer una bomba H sobre la escena del math rock, misma que borra cualquier convención que se pueda tener sobre la etiqueta: nada de lentes de pasta y señores barbudos (con el perdón de la mitad del catálogo de Thrill Jockey). A pesar de parecer la plantilla j-pop o j-rock de toda la vida, estas chicas saben crear un disco ruidoso, laberíntico y sobre todo, interesante sin inyectar aires de grandeza.

holly-herndon-platform

Holly HerndonPlatform (4AD)

Si en su momento Matthew Herbert con su proyecto Radioboy hablaba de lo que consumimos y su relación con nuestra existencia física ( y para ello se valía de sacarle ruido a comida de McDonalds o a ropa de Levi’s), Holly Herndon habla de nuestra relación con lo que hemos navegado en internet y como eso define en cierta medida quiénes o qué somos. Grabando el audio de su navegador y creando nuevos sonidos a partir de esas grabaciones, toca tópicos como nuestra callada necesidad de salir de la alienación, pero como eso puede verse desde distintas perspectivas ya sea como algo hermoso o terrible.

 

4d5lnziu

Ghostface Killah & BadBadNotGoodSour Soul (Lex Records)

Tres chicos blancos están obessionados con el hip-hop y lo expresan a través del jazz. Rapero legendario escucha sus discos y la colaboración se vuelve inevitable. El disco no quita ni pone donde otros que han mezclado el jazz con el hip-hop lo han hecho, pero las rimas de Ghostface que se resbalan como mantequilla sobre la fina instrumentación parecen haber encontrado su habitat natural.

large

Kendrick LamarTo Pimp a Butterfly (Top Dawg Entertainment)

No puedo agregar mucho a lo que ya se ha dicho sobre este disco, el disco de hip-hop de este año. Un disco que busca proyectar repulsión y solo provocó mucha, mucha excitación por parte del mundo entero. Justo lo que un álbum de hip-hop debería ser: un retrato de su época, un statement, una colección de citas citables, una recolección del legado musical no como revisionismo, sino como reafirmación de pertenencia a una raza.

p02r3x0m

Roisin MurphyHairless Toys (PIAS)

Lo último de la bella Roisin no se cuece al primer hervor. Necesarias son varias escuchadas para encontrar que su elegante pop en esta ocasión no cae en la fórmula efectista. Y resulta en un disco titánico, aún más cerebral que Ruby Blue (Producido por Matthew Herbert) y un posible sucesor espiritual de los momentos de mayor tensión experimental en Moloko. Es downtempo musical que eleva la vibra sexual, es el top of the charts en un universo paralelo regido por la sensualidad. Como Grace Jones, Murphy es una mujer de voz privilegiada que además sabe cuál es el tipo de música que quiere hacer. Y eso es un doble acierto.

12144701_793716990737673_8515260550133761262_n

DënverSangre Cita (Umami Discos)

Del disco vampírico de Dënver escribí hace poco, acá lo pueden leer.

5054429000191

Kamasi WashingtonThe Epic (Brainfeeder)

Un disco de jazz que puede interesar a los no adeptos y demostrar que el género se sigue moviendo y sobre todo, influenciando. Tal como su buen amigo Flying Lotus, este saxofonista no teme mostrarse atrevido: 17 canciones en un material que rebasa las 2 horas, pero que se gana su apelativo de “épico” sin problema alguno. Ya sea seleccionando a los músicos adecuados, dejándolo todo en la interpretación o con una producción muy cuidada y digna de los grandes nombres del jazz, The Epic es una parada obligada para saber hacia donde va el jazz de aquí en adelante.

cover1200x1200

KelelaHallucinogen (Warp)

El tan mentado R&B es en realidad un género en una muy constante mutación, y no un sonido lleno de clichés del cual pueden colgarse nombres efímeros por aquí y allá. Kelela lo sabe. El frío glaciar que permea al último revival de este sonido requiere que le saquen de la zona de comfort, no importando si se rompe en el trayecto.

xvincestaple_summertime.jpg,qitok=cb3RFWEs.pagespeed.ic.amIWd4hMp9

Vince StaplesSummertime ’06 (Def Jam)

Vince Staples debutó con un disco doble necesario para las generaciones más jovenes que aman al hip-hop y lo muestran a través de su estilo de vida y en todas sus redes sociales. Staples habla del pasado para señalar al presente, usando un momento decisivo de su vida, el verano del 2006, el momento en que su inocencia adolescente se hizo pedazos. Haciendo referencia a Joy Division, desde el territorio del hip-hop, el artista habla de asilamiento, tristeza y separación en un lugar mucho más soleado que Manchester, pero que cuenta con su propia oscuridad: Long Beach.

REC122

TurziC (Record Makers)

C era el nombre de una línea de tren que conectaba a Versalles con Paris. Un joven Romain Turzi viajaba por ella cada vez que necesitaba sentirse “en una nueva dimensión”. Algo de esa noción se esconde en este disco. Música épica y cerebral es la que Turzi ha venido produciendo en cada proyecto musical en el que se embarca. C no es la excepción; aludiendo al progresivo, al kraut, a la psicodelia y al ambient, la mezcla termina llegando a un barroquismo que difícilmente le colocará en los charts, pero que al escucha desprejuiciado le dejará con la boca abierta. Menos Tame Impala y más Turzi.

a0235963046_16_large

EartheaterRIP Chrysalis (Hausu Mountain)

Alexandra Drewchin se vale de mil caras para hablar de la transformación, del eterno ciclo de vida y muerte que rodea la existencia como totalidad. Lo mismo en la esperanza de la crisálida que se abre para dar paso a la nueva vida y la soledad que tiñe a esta una vez que ha sido abandonada. Misticismo y psicodelia electrónica se unen en un disco quizá tortuoso, pero siempre fascinante.

PJDRloh

COLLEENCaptain of None (Thrill Jockey)

En este disco la viola es utilizada como pocas veces se ha escuchado. La anterior frase no se trata de un gancho para promocionar música clásica con un toque “nuevo”, ni nada por el estilo. Lo que Colleen hace en este disco es retomar su encuentro entre el chamber pop y el ambient, pero esta vez con mucho menos pop  y empleando la producción como un elemento más en el juego. El material termina evidenciando que las fronteras entre la música electrónica y el resto de la música, están empezando a difuminarse y que para este músico existe una necesidad de ver hasta qué punto esta relación puede ser tensada.

uJg0Mct

Girls NamesAround a Vision (Tough Love)

La historia escrita de Girls Names se llamará “Del jangle al post-punk”. O algo por el estilo. Lo que sí es que pudieron deshacerse del maquillaje antes que The Horrors y encontraron el camino a Berlin sin ayuda de Geoff Barrow. Exuberante en bajos y sintes, apagado en las melodías y voces (aunque no somnolientas), Arms Around A Vision es una muestra de que el post-punk como filosofía musical sigue teniendo tela de donde cortar. Este disco está como para hablar en la oscuridad y tomarse de las manos.

Shamir_Ratchet_large

ShamirRatchet (XL Recordings)

Muchachito de voz andrógina  y gusto impecable, Shamir hace del trend una mascota que domestica a voluntad: aprovecha la corriente para montarse y cambiarla desde adentro. Con un pie en el terreno de Hot Chip y el otro en la onda del (no tan) nuevo R&B, al final devuelve a la música de baile la carga queer y afroamericana que siempre ha estado ahí para hacer evolucionar a la pista y a sus parroquianos.

1433439554_front

FFSFFS (Domino)

Esta alianza es uno de los acontecimientos imperdibles de 2015: Franz Ferdinand ya era un buque hundido cuando se encontró con los dos viejitos molones de Sparks. Y es justo la actitud teatral y cotorra del dueto el ingrediente que hacía falta en la música de un FF que insistía torpemente en hacer las cosas siempre igual. El resultado es gracioso, fuerte, histriónico, irónico. Luke Haines, Jarvis Cocker y Neil Hannon deben estar sintiendo un poquito de envidia.

27203-xe

Zs – Xe (Northern Spy)

Avant-garde y Lo-fi por partes iguales, Este disco es exigente, quizá a muchos pueda parecerle hasta mamón, con sus cortes extendidos, pasajes experimentales y producción en una sola toma sin pizca de edición. Pero el minimalismo tiende a dejar de lado las rutas fáciles, sobre todo en esta época donde la atención del escucha se parte en lapsus. Intrigante desde el primer corte, conviene escucharlo y hacerse más preguntas que respuestas.

Previous post

¡Dale! Las mejores canciones de 2015

Next post

Intervenciones Sonic

Omstart

Omstart