What´s Up

Sangre de realeza en la terraza

Si en algo soy malo es en clasificar a la música en géneros, hace unas semanas tuve la oportunidad de ver a Royal Bloodline de quienes esperaba muchas cosas como un sonido similar al de Molotov, todos recordamos ese experimento que fue el Eternamiente donde los integrantes de Molotov grabaron por separado sus canciones, Randy aporto el EP de Miss Canciones donde lo mas destacado era el “Guacala que rico”.

Randy es el baterista de Molotov al igual que en Royal Bloodline banda de la cual es fundador y la cual no se aleja del sonido “rudo” que caracteriza a todos los proyectos de Randy pero llega a combinar teclado o sintentizadores, Royal Bloodline es una buena propuesta nueva de punk o rock (no se bien) independiente y de disfrutar del talento de los 3 músicos sin tener que lidiar con las multitudes hambrientas que siempre son la sombre de Molotov, su oportunidad para disfrutarlos es este jueves en el Centro Cultural España con la eterna (y sagrada) garantía de cover gratis.

Previous post

La Segunda Ley de MUSE

Next post

La repetición de la repetición

Carlos Carlos

Carlos Carlos