Visual

Santos terremotos Andrés

Yo apuesto a que ya nadie recuerda o vio la película de Terremoto, que protagonizó Charlton Heston allá en el año de 1974, y que contaba con un modesto presupuesto de 7 millones de dólares, pálido número si lo comparamos con las películas actuales. Fue un tiempo de desastres: Terremoto, Inferno en la Torre, La aventura del Poseidón, por cierto con el tema musical de John Willams antes de que hiciera Star Wars. Además como coincidencia hubo un temblor en la locación del inicio de la película y en el fin. Fue la película elegida para el desarrollo de un nuevo sistema de soinido que mejoraría la experiencia: el SenSurround. Tan impresionante resultó en la época, que hubo personas que sangraban de la nariz a causa del sistema de sonido.

earthquake

Ahora más de 40 años después se hace una película sobre el mismo tema, relativamente cerca de un remake de Poseidón y de la cinta de desastre 2012. Con un presupuesto millonario presenta la destrucción de California mientras un piloto de rescate intenta rescatar su hija y su matrimonio. El resultado es una secuencia de destrucción a lo largo de todo el estado, incluyendo la presa Hoover del estado vecino. Completamente previsible y con un conflicto central familiar lleno de clichés y bastante simplón.

Dwayne Johnson le da vida a un piloto rescatista de un helicóptero, su esposa Carla Gugiano -de quien está separado- está a punto de mudarse con su novio millonario (Ioan Gruffudd) que construye rascacielos, pero a pesar del fracaso parece llevar una buena relación con su hija interpretada por una Alexandra Daddario que ya está madurita para ser hija de la Roca (tienen apenas una diferencia de 16 años).

SAN-ANDREAS-19-1940x1290

Bajo estas premisas la película transcurre en 3 planos básicos, la destrucción de California que es la verdadera protagonista, a pesar de tener algunos problemas de edición, como edificios que colapsan y luego aparecen íntegros en otras tomas, una visión científica donde los investigadores de Caltech bajo la batuta de Paul Giamatti que descubren finalmente cómo predecir los terremotos justo antes de que se produzca el mayor en la historia y consigue alertar a la población junto con una reportera (Archie Panjabi). Y en la más débil de las historias las aventuras de una familia fragmentada luchando por unirse de nuevo cuando todo alrededor se colapsa.

Una de las primeras escenas donde comienza la acción muestra a un sacrificado Will Yun Lee, colega y amigo de Giamatti con el que formuló su teoría, haciendo un acto heroico mientras sacrifica su vida para salvar a una niña lanzándola para salvarla como su último acto. Esto combina una escena de otra cinta de desastre Volcano donde un trabajador del metro es salvado de esa manera y de 2012 donde el compañero de investigación muere. Después de eso sabía exactamente lo que iba a suceder. Bastante falto de fuerza, la película pasa sin pena ni gloria dejando a Johnson casi siempre detrás de un volante mientras su esposa grita y todo se derrumba:

SAN-ANDREAS-13

Parece que los habitantes de California están ávidos de desastres, esta vez naturales ya que ya tuvieron un gobernator que los gobernara.

 

Previous post

EA: El Señor Scrooge de los videojuegos

Next post

Ojalá que venda café (en el futuro)

BrujoPost

BrujoPost

Brujos postergado, hijo predilecto de la Ciudad de México, ahora en el exilio (São Paulo)