What´s Up

Un animal que no es Rey

Una de las mejores sorpresas en el ámbito musical es escuchar nuevas canciones de una banda fenomenal después de que llevan mucho tiempo sin sacar un disco de estudio. En cuanto al hard rock, podemos mencionar a AC/DC con su más reciente álbum, “Black Ice” el cual llegó a nuestros oídos ocho años después de “Stiff Upper Lip”, del año 2000. Lamentablemente, la experiencia es decepcionante cuando escuchas el disco más reciente de una banda que no ha sacado algo nuevo en muchos años y el álbum es malo.

Soundgarden, banda liderada por el gran Chris Cornell, no había trabajado en un estudio desde el “Down On The Upside” del ’96; pero después de 16 años, decidieron lanzar una nueva placa que causaría mucha expectativa entre los fanáticos de la banda. El “King Animal” prometía ser el regreso de una de las bandas que podría recuperar los años perdidos que bandas contemporáneas a ellos, como Pearl Jam, aprovecharon al máximo.

La primer canción, “Been Away Too Long”, es cruda y directa, el mensaje es claro y la banda suena potente y un tanto desvocada, pero es una canción que no llena lo que esperaba de la primer canción de estudio desde “Boot Camp”. A través del disco se

El error más común del disco es basarse en un riff y no darle paso a alguna forma distinta del mismo, lo podemos notar en canciones como “Eyelid’s Mouth”, cuyo riff no es tan bueno como para hacerlo sonar en 4 minutos de una canción de 4:39. Otro error fue no aprovechar la profundidad de la voz de Chris Cornell, que suena muy agudo durante todo el disco, y demasiado gritón, tal vez fueron las ganas de salir a gritarle al mundo que tenían un nuevo disco.puede notar una linea estrictamente basada en riffs de hard rock, olvidando tal vez los orígenes más grungeros de la banda. Es muy predecible cada canción del disco, no hay dinámica entre puentes y solos, de pronto te cansas de escuchar el mismo riff(por cierto, la segunda guitarra y el bajo hacen lo mismo la mayoría del tiempo) y de plano, cambias la canción porque simplemente estás harto. También hartan los riffs de hard rock presentes en todas las canciones, hasta que llegas a “Bones Of Birds” y escuchas ese lado más calmado de los autores de un himno como “Black Hole Sun”, lamentablemente, es un espejismo a la mitad del mal disco.

Lo rescatable del disco son “Bones Of Birds” y “Taree”, las cuales recuerdan algo del Soundgarden profundo y retrospectivo, reemplazado por una banda de hard rock que cansa. Será difícil ver a una gran banda presentando un disco malo en vivo para esperar a escuchar viejas glorias al final del concierto.

Les dejo la mejor canción del álbum:

Previous post

The Zombie Kids

Next post

Soda con mentas ^_^

doubleF

doubleF