ArtWorkWhat´s Up

Venta de pastelillos de Sara Varon

Bake Sale (2011) de Sara Varon es un cómic sumamente tierno, tan dulce como Cupcake, el panecito antropomorfo que lo protagoniza.  Cupcake es dueño de una panadería, la que tiene el café más calientito y los brownies más deliciosos de toda la ciudad.  Cupcake toca la batería en una banda municipal.  Cupcake es el mejor amigo de Eggplant —sí, es una berenjena— quien lo acompaña en todas sus aventuras.  Cupcake tiene un sueño y lo que leeremos en la historieta es si lo lleva acabo o no.  Piensa en la persona más amable y positiva que conozcas, ahora ponle un capacillo y una cereza encima y ése es Cupcake.

bakesale2

 

Ahora enuncio seis razones por las cuales recomiendo leer Bake Sale

 

  • El libro no está catalogado como dirigido al público infantil, sin embargo, creo que Cupcake es un modelo de cómo actuar ante lo adverso, el tipo de ejemplo a seguir que yo le mostraría a un niño ya que los adultos somos demasiado cínicos como para admitir consejos.  Es como un Job hecho de harina y azúcar, cuando la desgracia llega a su vida, no maldice y no reniega.  Aunque por supuesto, el cómic en sí no tiene ninguna finalidad moralizante.
  • Contiene las recetas de los postres que los personajes comen en la historieta. Varon logró hacer una mezcla entre recetario y cómic que por extraño que suene, funciona.

bakesale3

 

  • ¿En qué otra historia aparece una delicia turca antropomorfa enamorada? ¿Un cono de helado paseando a un perro lebrel afgano? ¿un aguacate tocando el clarinete?  Esta última imagen, la del aguacate tocando el clarinete, bien podría estar en los márgenes de un libro miniado de la Edad Media, aunque la autora la ilustra mucho más cute.
  • Pese a toda la melcocha que he mencionado, la historia no tiene un final feliz, ni predecible. Justo esto lo separa de la mediocridad.

bakesale4

 

  • El estilo de ilustración de Sara es atractivo, utiliza líneas gruesas para el contorno, gruesas pero a la vez son suaves, hay muchas curvas en sus trazos, lo cual hace que las figuras sean amigables, optó por los tonos medios, ni colores apagados ni colores chillantes.

bakesale5

  • Las bocas de los personajes esbozan sonrisas ligeras, las zanahorias, las donas, las cajas de leche, todos se ven felices, incluso si simplemente aparecen al fondo, sin participar en los diálogos. Bake Sale está lleno de buena onda, es un libro que levanta tu ánimo.

bakesale1

Previous post

Los pequeños olvidados: 5 juegos interesantes para móviles

Next post

Mad Max, 30 años después

Baby Solís

Baby Solís

Museógrafa. Maestra en Análisis de Obras de Arte. Human Spam. Entusiasta del té. Desperate Housewife.