Visual

Viajeros del mas acá y el mas allá

Gusto culposo al instante. Todo lo que últimamente hace James Wan me gusta e Insidious Chapter 2 no fue la excepción. Después de esa experiencia de terror, elegancia y onda ochentera que fue The Conjuring le tenia mucho miedo a esta película ya que aunque soy fan de la primer parte acepto que como a la hora o hora con 20 minutos se decide tirar todo lo que se hizo y la película se vuelve una recreación de la casona del terror de la feria de Chapultepec y los clichés se dejan caer, sobre todo ese de que el mal siempre triunfa al final. Pero James Wan regresa con esta segunda cinta para demostrar que lo suyo no es tanto el cliché y que sabe crear personajes, contextos, climax pero sobre todo franquicias y buenos desenlaces.

Parecida en ciertas cosas a “The Conjuring” pero deja a un lado esa elegancia y aquí se deja ir por lo barrido, para colmo le queda muy bien. En efecto es otra historia de fantasmas y casas embrujadas pero aquí hay viajes en el tiempo, peleas interastrales entre  los seres del mas acá y el mas allá, dimensiones paralelas.

¿De que va Insidious Chapter 2? Inicia justo en el final de la primera parte donde Josh volvió del mas allá después de rescatar a su hijo del espíritu de un demonio que quería aprovechar que el niño se había perdido en su viaje astral para usar su cuerpo para ahora si tener un medio físico para hacer todas sus maldades. Cierto si no la han visto, Josh es un padre de familia normal con una esposa muy guapa y dos hijos pero uno de ellos heredo de el la capacidad para viajar entre dimensiones cuando duerme, por lo que el esquincle en uno de sus viajes se va mas lejos y ya no encuentra como volver por lo que Josh tiene que recordar que el también es un viajero astral, don que olvido por hipnosis cuando era niño ya que a el también lo acechaba el fantasma de una señora bastante fea y creepy. La onda en esencia es que los viajeros astrales corren el riesgo es que en sus viajes otro espíritu se avive y se agandalle su cuerpo, por lo que al final del capítulo uno Dalton (el hijo) vuelve sano y salvo a casa pero Josh en el camino de vuelta se encuentra con su archienemigo, la viejita acosadora, así que Josh no vuelve pero si un espíritu dispuesto a hacer que el mundo sea mas macabro de lo que ya es.

¿A que vine al mas allá?

Una historia que fácilmente pudo ser titulada “Viajeros del mas acá y el mas allá”. Saltos en el tiempo incomprensibles, acciones poco justificadas pero la verdad uno ni se fija cuando se sabe llevar con estilo, tiene unos planos secuencia cortos pero disfrutables sobre todo uno en la sala al inicio.

Se terminan por justificar muchos cabos sueltos de la primera que uno no hubiera creído importantes, hay unas vueltas de tuerca que  no se esperan y nutren la historia, sobre todo la de un personaje que parecía no tener que dar mas en la saga pero es en el donde la cinta circula en esta ocasión.

Se nota que James Wan la hizo con toda la intención de ser exagerada, los personajes distensores son mejores esta vez, por momentos parece un live action de Scooby Doo, están todos los recursos del cine de Wan que uno ya debería conocer:

El ropero.
El fantasma que no se esconde.
Zooms.
Historias de moribundos.
Referencias a aprovechar la vida por que otros la quieren.
Cámara en mano.

Ojala si salga la tercera parte, para decir que Insidious entra en esa exclusiva lista de sagas que Evil Dead encabeza, no me divertía tanto en una cinta de terror desde “Drag Me To The Hell”. La cinta por otro lado no deja el terror a un lado y hay momentos que asustan bastante, la primera mitad esta llena de ellos.

Queda claro que James Wan no dejo caer la primera cinta por nada, la tercera parte promete por lo mientras soy gran fan de James Wan tanto que lo odio por hacer que me interese por primera vez ver una de Fast & Furious (La 7 que va a dirigir). Bienvenido el cine de terror con viajes en el tiempo y paradigmas en la existencia, de lo mejor del año.

Por si les interesa la critica a The Conjuring en el siguiente link.

Previous post

Se acaba el Cornetto :(

Next post

Once veces Anderson, The Grand Budapest Hotel

Carlos Carlos

Carlos Carlos