Ruff-StuffWhat´s Up

VIVE LATINO XV: NOCHE DE VALS.

Un año más del festival que se nos va, la edición de este año tuve de todo, me libre del granizo, pero no de la presentación de Calle 13. Como es habitual las golpizas no se hicieron esperar,  marihuana de contrabando,  y un Cristian Castro que apareció en una versión de Claudio Yarto (Calo), dejando atrás esa imagen Verónica Castro que todos teníamos de él. Creo que fue de lo más hablado en esta edición.

Este año asistí tres días, sin embargo el jueves me parece el único día que vale la pena comentar. Mis expectativas no eran buenas, fue más el compromiso y la tradición, la que me impulso a comprar esas entradas. Pero no te pongas triste amigo lector, hubo cosas bastantes rescatables, que bien desquitaron cada una de las tres entradas que adquirí, al final no todo estuvo tan perdido. ¡Bravo!

El jueves fue lo mejor del festival. Después del ajetreo laboral, me fui volando al Foro Sol, despues de pichar un par de cervezas y un Pake-taxo iniciamos los festejos en el estacionamiento del recinto. En esta ocasión quería llevarles buena fotografía, pero no pasé los duros filtros de seguridad del recinto. Empezamos mal.

Llegamos a Of Montreal, ya pasaban de las 7 de la noche. Ahí me reuní con un amigo de la facultad, que al final nos dejó por irse a ver a “Los Bunkers”. Los Of Montreal vestían  fashion, todos traían leggings y el 90% de la banda era conformada por hombres; muy girly su estilo. Ellos desprenden  un synth pop setentero, bastante agradable, la tecladista estaba bien, no me fije mucho en lo demás, ya traía varias cervezas encima. Terminaron con The Past Is a Grotesque Animal, todos bailaron hasta los más darks que seguro, solo acompañaban a la novia; la pasamos bien.

Los reencuentros siempre dan mucho gusto, la gente se emociona, canta todas las rolas y piden más. Pues lo de Zurdok, no lo fue, al menos en mi perspectiva pocos sabíamos a qué íbamos. La mayoría se quedaban tranquilos, esperando pasara el show. Ese día Zurdok toco lo mejor de sus éxitos, pero su presentación de vuelta a los escenarios, paso claramente desapercibida. ¿Por qué ocurrió este fenómeno? Yo culpo al Internet, las nuevas tendencias, y  al buen León Larregui un parte-aguas de la escena nacional. Después de 10 años, las nuevas generaciones no tuvieron la oportunidad de presenciar a los regios en su apogeo, quedando solo los proyectos posteriores de Chetes, Catsup, Martz y Terracina.

Grandes canciones como “Estático”, “Tropecé”,  “Abre los ojos”, fueron lo más cantado (washawasheado) de la noche. Por ahí se subió Pato Machete, a salvar el show en general. Para mi Zurdok cumplió, incluso me metí al pequeño slam del gallito inglés, me quede con ganas de la canción de la pistola, pero no puedo hablar por todos. Nos encontramos a un amigo a mitad del show, creo que andaba perdido buscando a su acompañante (no le gustaba Zurdok).

El caso de Nine Inch Nails fue muy similar, ¿tanto ruido de traigan a NIN?  ¡Pero, si casi nadie los pelo! Fue muy claro, como el escenario se dividió en dos, los que queríamos ver a la banda, ocupábamos los primeros espacios frontales del escenario, el resto se ocupaba platicando irrelevancias, en un viernes (o jueves) cualquiera, no parecían estar en él Vive Latino. Fue un deleite ver a Trent, y su grupo de músicos, destruyendo el escenario, las rolas desprendidas del The Downward Spiral, fueron mis favoritas. Fue aplastante. Finalmente con “The Hand That Feeds”, “Head Like a Hole” y “Hurt”, cerraron con un arrollador cierre del escenario Indio.

Las festividades del jueves cerraron con Diplo. El DJ puso a bailar a todos los asistentes, con ese sabroso ritmo en dubstep, reggae, hip-hop y más. Por ahí Milkman rapero mexicano (ajonjolí de todos los moles), se hizo presente como animador del público. Mientras bailaba, le pedí a mi novia “twerking”, pero simplemente se negó. Sin duda fue un gran cierre, bastara saber, ¿que tal la pasaron ustedes? Hubiera llegado más temprano, para ver a Los Planetas y al buen Juan Soto, en general todos cotorreamos aquel jueves de festival.

Al final me comí unos tacos de canasta, que estaban bañados en chile de árbol, tal vez mas picosos que los que Homero Simpson se comió en ese festival del chile. Nos tomamos el resto de las cervezas.

Al otro día desperte, tenía que irme corriendo a la facultad a realizar un examen.

Viernes de campo por CAMPO

En esta sui generis cobertura del Vive Latino que hicimos este año Gerardo y yo, nos pesó muchas cosas entre ellas el ser tan antisistemas que ahora ni preguntamos si podíamos pasar cámaras o la pinche universidad que al final seguro ni nos va a dejar nada, entre todas esas situaciones, entre la pobreza, entre el no acordarme la fecha exacta de cuando caía el Vive termine comprando mi boleto del viernes por 200 pesos a un conocido que año con año hace su negocio con eso de las pulseras al hospitality y demás variantes para entrar mas bara-bara al Vive.

Como ya estoy viejo eso de lanzarme los 4 días no me llamaba mucho aparte de por lo mismo de la edad uno va quedándose solo cada año y como ha sido costumbre en los últimos festivales me aventure en solitario, así que andar solo como perro durante 4 días no me llamaba aparte de que como he mencionado antes me parece un abuso alargar tanto el festival.

 Así que ahí me tienen echándome un chile relleno que descongele en mi casa para aguantar la jornada de casi 8 horas sin tener que gastar un mendigo peso en comida, después salir corriendo como enfermo para alcanzar a Pedro Piedra, llegue sudando, me hicieron dar la vuelta por todos los puestos de ropa fea, 3 revisiones y llego al escenario principal para ver que Pedro pagaba derecho de piso y las fallas técnicas que siempre presenta el primero en salir le cobraban a Pedro Piedra valioso tiempo de su ya de por sí corto set, si ustedes nos siguieron en twitter vieron la puntual cobertura que dimos de su show, solo 8 canciones, 4 del nuevo disco, los 3 éxitos de cajón de Pedro (“Vacaciones en el Más Allá”, “Inteligencia Dormida” y “Las Niñas Quieren”) y la siempre querida y que me toca fibras sensibles “Si Somos Salvajes”. Conclusión: Aunque el sol fue cruel para la camara y la piel, Pedro dio un show bastante bueno muestra de que no es un novato en los escenarios, que sabe bien en estos momentos a que busca sonar, para los fans fue lindo y como siempre nos dejo con ganas de más, lejos queda aquel Pedro Piedra de hace 5 años que algún día dio un funebre show solo con su guitarrista en el Alicia y enteramente ebrio.

Terminado el set del chileno queda ocultarse del sol para ver por segunda vez a Ana Tijoux, en esta ocasión presenciar show completo y no la ultima canción, mientras mis expectativas se acomodaban a que en escenario vería algo del nivel de La Mala Rodríguez (bastante chafa, pa que entiendan) me encontré con mi amiga Fer Blasco, la malvada y otro amigo de la secundaria, así que ya no vería solo a la Tijoux, cuando salió se noto al instante que a diferencia de otras mujeres en el hip hop latino ella no se basa tanto en la pose, la acompaña una banda de mas de 5 personas que hacen que su sonido se sienta en vivo y su voz no se pierde entre tantos acordes, ciertamente de las mejores sorpresas que me lleve en el día fue el show de Ana Tijoux, no se si de el mismo show en un escenario mas pequeño pero por lo menos lo que vi me hace decir que es el mejor show femenino de hip hop.

Ahora voy rumbo al show de Helado Negro, Blasco se queda en el escenario principal su maldad no cabría en un escenario mas pequeño como el Gozadero, mi amigo de la secundaria me acompaña, el se quedo en esa onda del Gran Silencio, Los Estrambóticos y Lost Acapulco, así que solo me esta acompañando por buena onda, al ver a Helado Negro junto a sus espectros plateados  la curiosidad le gano, el escenario se lleno de a poco en poco y Helado Negro dio un set bastante tranquilo y placentero, al ser un escenario mas chico gozo de mas tiempo para poder desarrollar todo su acto de la mejor manera, el volumen fue el correcto, un show pulcro.

Corremos a Dani Umpi, mi amigo no sabe bien ni que es Dani Umpi, me odia por hacerlo correr, en medio del trote le digo “es el show de un uruguayo muy buena onda, muy electro, una onda gay, vas a querer bailar”, al llegar vemos el show de Dani Umpi en su esplendor, su tecladista en tinte rosa, mallas de luchador acompaña a Dani quien junto a su bajista de look metal trashy, hincha de Peñarol destruyen el escenario Intolerante con su onda electro, su buen “Ambiente” y sus visuales partidos a la mitad que a ratos muestran imagenes muy hi5 y a otras salen pics de Believers mezcladas con Bob Esponja. A mitad del set veo que mi amigo me dejo solo de nuevo, lo perdí mientras bailaba al parecer se fue a ver otra cosa o no le entiendo el porque todos bailábamos tan libremente, ya saben que todo es perspectiva en esta Tierra pero el show de Dani Umpi fue el mejor que vi en el Vive Latino, todos alrededor estaban conectados con lo que pasaba en el escenario por lo tanto fue un set lleno de energía todo el tiempo, mas tarde me entero que Dani salió entre pastillas de tanta fiebre que cargaba, yo ni me entere el show que dió Dani Umpi me dejo bastante animado que supe que valió la pena pagar por verlo, no se si al final toco o no “Campeonato” ya que llegue tarde pero cerró con “Tres Pasos” con lo cual termine brincando con un monton de desconocidos.

Luego un rato sin nada que hacer veo a Juana Molina que fue un show bastante oscuro, junto con mi soledad, la luz roja por un momento sentí lo que sintió David Bowman los días anteriores a llegar a Saturno, acabando el show de la argentina me fui a ver a Ely Guerra, me dormí, tal vez yo no entiendo su onda o ella no entiende otra onda mas que la suya, después no recuerdo el orden vi a NTVG rock uruguayo que da lo que promete, no mas, después me asome a ver a La Banda Baston quienes tenían un buen show de hip hop, no se que pasa que no tocan mas seguido en DF, vi LOL, me sorprendió mi ignorancia al no prever que estaría rodeado de gente entre 30-40 años, choque generacional.

Cut Copy, no soy su fan, me dan igual como el que mañana la linea 12 deje de funcionar o que ya no lleguen vuelos a Moscú, los veo por una simple razón, no lo he visto antes y a Daniel Maloso ya lo vi, pero su show es increible, en un escenario mas pequeño deben ser la explosión, la forma en que combinan sus fondos, su baile, sus pasos y su música hacen que el show se pase en un momento y el querer ver como se ve el cielo en Australia y traer playeras mas holgadas.

Llego el momento, era hora de ver a Arcade Fire, muchos fuimos por eso, yo en lo personal fui por Pedro Piedra, Dani Umpi y los canadienses, en media hora el staff de AF y Vive Latino preparo el escenario, “Reflektor” fue el golpe de salida para un show de hora y media casi perfecto, con un encore que incluyo una extraña aparición de sus alter egos con una canción de Mikel Erentxun, una lluvia de papeles que lejos de caer en lo común fue algo increíble con el concepto del timing, el show seguramente ya han leído mucho de el, visto fotos o simplemente uds estuvieron ahí, para estos ultimos para ellos sera lo mas fácil, cada quien tuvo emociones diferentes pero el show que dio Arcade Fire no fue un show lleno de adrenalina, ni un show que te hacía brincar o entrar en slam fue un show que busco crear emociones distintas con el simple oido, un show que solamente quien lo vio creo puede entenderlo, la perspectiva es variable y eso es de valorar, este Vive Latino fue un día de campo, no morí como de costumbre y vi bastantes shows maduros sin tanta explosión juvenil, lo que buscaba al final si me quiero dar en la madre algún día ire a ver a Seguimos Perdiendo pero mientras el viernes del Vive Latino fue lo que esperaba, una buena y tranquila jornada, me duele no haber visto a Julieta Venegas pero bueno siempre hay revanchas en esto de la música.

La razón de que no existan fotos en esta nota: Gerardo Gayo le fue mal con la seguridad y a mi me fue mal con tanta tarea que las cerca de 500 fotos se perdieron en alguna de las 4 diferentes computadoras que utilizo entre semana, cuando las recupere la subiré a nuestras respectivas redes.

 

Previous post

Hambreados en el Vive Latino, desgracia habitual

Next post

Eterna Fotografía Pantone

Teoría Pop

Teoría Pop