Ruff-Stuff

Volviendo a TagDF

Steve Wozniak, co-fundador de Apple, fue el encargado de inaugurar las conferencias del día dos de Tag DF. La sala se veía llena gracias a los apple fanboys que madrugaron para llegar hasta el Centro Banamex a las 10 de la mañana.

Sin embargo, terminada esa presentación, cual si la fiebre Tag DF hubiera acabado, el lugar lució desolado a comparación del día anterior. El infield lucía aún más espacioso de lo que es, y los stands no tenían las largas filas que estorbaban al paso un día antes.

DSCN4988

Romance en la zona de gaming

A las dos de la tarde comenzó el Debate Creative Commons en el que tres ponentes, discutirían sobre el tema “Internet libre” pero de debate no tuvo nada, ya que los tres ponentes y hasta la moderadora, Gabriela Warkentin, coincidían en sus opiniones, por lo que escuchamos una gran conversación de amigos discutiendo sobre derechos de autor. Que además no hubo un gran espacio para comentarios del público pues el debate comenzó media hora tarde, tiempo que no se repuso al final.

Aunque dos de los ponentes, dieron conferencias más tarde, en las que supongo ahondaron en los temas, la verdad es que no me dieron ganas de asistir. El día anterior me llevé una gran decepción al entrar a uno de los Labs de “diseño de audio” en el que nos dieron una clase demasiado básica sobre cómo usar Garageband. Sin duda me arrepentí de escoger este taller sobre el de “Música con Gameboy” que se impartió un rato antes en un Lab cercano.

Neil Harbisson, el primer cyborg, también estuvo en esta sección del lugar, dando un taller sobre color y sonido que ocupó todo asiento disponible. Por lo que cuando le tocó el turno de hacer lo suyo en la sala de conferencias no me sorprendió ver la sala magistral llenándose de nuevo. Este hombre dió una verdadera cátedra de tecnología. Su conferencia fue mi favorita de todo Tag DF, me sorprendí y aprendí más que en toda mi vida escolar.

Aunque debo confesar que llegué sin saber quién era Neil Harbisson, que por el saco rosa y pantalón amarillo que decidió ponerse ese día, pensé que era un excéntrico loco o algo peor, al salir de la sala D del Centro Banamex salí con otra percepción completamente diferente. Que su vestimenta del día no fue sino inspirada por la nota RE, para empezar, y que no estaría tan mal comerme mi canción favorita en una ensalada.

Tal vez salí igual de excentrica que el mismísimo cyborg pero fue lo más cerca que estuve de “No ser la misma” durante el evento.  Aquí dejo la conferencia completa por si se la perdieron y lo que dije sobre la ensalada no les hace sentido. En resumen, este hombre se diseñó un ojo cibernético con el cual puede detectar colores mediante sonidos y nos comparte su experiencia. En una de esas el negocio del mañana estará en infomerciales que vendan dietas milagrosas Y musicales.

Definitivamente, la puntualidad y la organización no fueron el fuerte del evento. En la zona infield, me senté en el Tech Forum esperando una conferencia de Google que nunca llegó. Sin dar aviso siquiera que esa presentación se había cancelado, llegó un treintón bastante atlético a hablarnos sobre su último viaje en kayak. Todos pusimos la misma cara de “what?” pero por pura cortesía, ya que el famosísimo tech forum era más bien una tarima de madera con espacio para una audiencia de unas 20 personas, (delgadas,  porque si se subía uno más nos caemos todos) la gran mayoría se quedó en su asiento a escuchar.

Más tarde y con ayuda de un folleto, nos enteramos que se trataba de Abraham Levy un atleta de remo que cruzará el Atlántico en su próximo viaje, en un bote de remo oceánico que pesa, nada más y nada menos que dos toneladas, contando los víveres y gadgets que llevará durante su travesía de 6 meses.

La historia estaba buena pero yo estaba esperando la entrega de reconocimientos que se daría en ese mismo lugar justo cuando Abraham empezó a hablar. Los reconocimientos correspondían a los retos que organizó Tag DF en 4 categorías: ilustración, radionovela, robótica y cortometraje.

Aunque la verdad es que el día anterior no vi su reto de robots pues estaba más ocupada viendo la que, a mi parecer, fue la mejor conferencia del miércoles, la que dió Michael B. Johnson, presidente de Pixar. Y ni me enteré cuando hicieron el reto de cortometraje, a.k.a. todos suban un vine con el hashtag #TagDF. Pero me inscribí al reto de radionovela y una de las condiciones para recibir tu premio en caso de que resultaras ganador era estar presente durante la premiación por lo que, preguntando a todo el presente, me topé con un “organizador” que me dijo que los resultados no habían salido a tiempo, con la excusa de que no fue su culpa, sino de sus jueces invitados que no se decidieron a tiempo, nos dijeron el típico “aste perdone” y nos fuimos sin saber los ganadores. Que publicaron más tarde en su página de facebook y que al resultar ganadora, el día de ayer me contactaron diciendo que todavía no tienen los premios físicamente.

En definitiva, tienen mucho que corregir si es que son ciertas sus palabras de que habrá una segunda edición. Pero aplaudo el hecho de que se hagan eventos de este tipo, principalmente porque a los eventos de tecnología en México no se les da mucha difusión.

A mi parecer se trató de un buen evento mal publicitado y mal organizado. El error estuvo en que todo su contenido lo hicieron apto para todo público y lo vendieron como el magno evento donde se reunirían todos los geeks, gamers y technohipsters de México.

Con todo y las fallas, las conferencias que tuve la oportunidad de escuchar, valieron los boletos y si tienen un buen cartel, sin duda estaré en el Tag DF 2014.

Previous post

To Fight Monsters, we created monsters

Next post

PERDÍ MI ZAPATO

Teoría Pop

Teoría Pop